Internacional, José Jiménez
Deje un comentario

“En Ucrania está muriendo mucha más gente de la que dice la prensa”

Una trinchera en el frente ucraniano, donde los combates son encarnizados.

Por José Jiménez. Enviado especial a Kiev. Jueves, 1 de octubre de 2015

Deportes

Internacional

Los últimos rayos de sol comienzan a caer sobre las aguas del Dniéper. Como cada día, la ciudad se pone en marcha nuevamente. El pequeño autobús frena en seco. Mi destino se encuentra a pocos metros. Hace algunos días que he contactado con un suboficial del Batallón Dnipro (también conocido como Dnipro 1). Hemos decidido quedar en una de las más famosas chocolaterías de Dnipropetrovsk, el Lviv Handmade Chocolate. Mi contacto me espera allí.

Puedo ver la silueta del soldado conforme me voy acercando al local. A sus casi 30 años, Ilya S. no encaja en el clásico perfil de voluntario de las milicias progubernamentales. Este joven oriundo de Dnipropetrovsk bien podría pasar por noruego, alemán o danés, por sus claros rasgos nórdicos. Estudiante de psicología, abandonó sus estudios para emplearse en distintos trabajos como mecánico o mozo de almacén; fue entonces cuando comenzó el conflicto en Crimea, que terminó por arrastrarlo para alistarse en el batallón Dnipro de voluntarios.

Tras la presentación, decidimos sentarnos en la terraza. Su nivel de inglés, así como sus gestos refinados, me hacen pensar que no tengo delante a un voluntario cualquiera movido por la propaganda. Decide pedir un café con leche, para mí uno de los famosos chocolates con menta. Me pide que guarde su nombre en el anonimato. Ucrania puede ser un país peligroso para aquel que habla con periodistas, sobre todo si es militar.

¿Cuál es su rango dentro del Dnipro 1?

De manera oficial, es el de “junior sargeant”, es algo así como sargento segundo; aunque para ser honestos eso da igual, ya que oficiales y soldados hacemos el mismo trabajo sin importar el rango. Es algo bastante común.

Veo que su nivel de inglés es bastante bueno, dado el conocimiento (más bien desconocimiento) que sus compatriotas tienen de la lengua inglesa. ¿Cómo adquirió esos conocimientos?

Durante mis estudios de psicología, tuve la oportunidad de aprender inglés. Aparte de eso suelo ser bastante fan de las películas en versión original, de manera que poco a poco he ido aprendiendo a defenderme con el idioma.

¿Qué ha llevado a un estudiante de psicología con un buen nivel de inglés a alistarse en las milicias? Quiero decir que una persona con sus estudios podría tener bastante futuro en Ucrania…

Pues la verdad es que decidí unirme al Ejército por mi familia, cuando ocurrió todo lo de Crimea. Es decir, ver cómo las tropas rusas entraban (a pesar de que no llevaban insignias) en nuestro territorio y se anexionaban de facto todo sin que nosotros pudiéramos hacer nada es algo bastante frustrante. [Sonríe] ¿Sabes? Mi familia solía ir de vacaciones a Crimea; ahora creo que es un tanto difícil. Después de aquello comenzó toda la revuelta en el este del país, promovida por Rusia, y todo empezó a venirse abajo. Tengo a mis padres, a mi pareja, y no quiero que nada malo les suceda; es por eso que decidí alistarme como voluntario en la primavera del año pasado. Creo recordar que a finales de abril. Llevo desde entonces integrado en este batallón. Al principio todo era una especie de aventura, me encontraba emocionado y excitado. Ya sabes, ir a la guerra, disparos, tropas… Cuando llevas un tiempo te das cuenta de que no es como pensabas al principio. Sin embargo, hay algo en esta vida que me atrae.

150211121532_ucrania_624x351_reuters

Soldados ucranianos se disponen a entrar en combate. Foto: Reuters

¿Cuál fue el primer destino al que fue enviado? Creo que su batallón fue encomendado a misiones de cobertura de flancos.

Sí, así es, en las acciones de combate hemos estado como batallón de apoyo o defendiendo los flancos de distintas unidades, como la Azov. Mi primera acción de combate fue en Mariupol el 13 de junio de 2014.

Si se unió a finales de abril, no tuvo demasiado tiempo para el entrenamiento. ¿Contaba con adiestramiento militar previo cuando se alistó?

No, como todo en este país se aprende sobre ruedas. El 13 de junio, a primera hora de la mañana, se nos encomendó limpiar la ciudad de separatistas. Para ser honestos, no fue nada difícil o duro, ya que éstos se encontraban en retirada y no suponían ningún problema. Luego se nos encomendaron otros destinos como Peski.

¿Es cierto que los soldados ucranianos se tienen que pagar ellos mismos gran parte del equipo militar?

[Ríe] Es triste pero sí, es verdad. Recibimos poco equipo por parte del Gobierno y éste no es suficiente. Por ejemplo, recibimos un blindaje estándar para el pecho (no para los costados) y el casco. Pero otras muchas cosas nos las tenemos que costear nosotros, al menos si queremos tener mayor ratio de supervivencia. Yo, por ejemplo, me compré botas, medicinas, chalecos… [Ríe de nuevo]

¿Cuánto dinero se ha dejado en equipamiento?

La verdad, no sabría decirlo con exactitud.

Más o menos…

Entre las 20.000 y 30.000 grivas.

Eso supone el equivalente a casi cuatro meses de trabajo, ahorrando el cien por cien del salario. ¿Cómo ha podido reunir toda esa cantidad?

Bueno, he recibido ayuda de familiares y de activistas. Estos últimos hacen mucho por nosotros. No solo recolectan dinero para nuestras tropas sino que muchos de ellos nos llevan suministros de agua y comida al frente, e incluso ambulancias. ¿Qué sería de nosotros sin ellos? Muchos han caído, son uno de los blancos principales de los rusos.

¿Hay rusos combatiendo en el lado de los milicianos? Es decir, no como voluntarios, me refiero a si Rusia tiene a su ejército regular combatiendo en territorio ucraniano…

Sí, y hay cientos de pruebas de ello. Lo primero es que muchos medios de comunicación de Europa Occidental tratan de hacer ver que esto es una revuelta de ciudadanos descontentos o incluso una guerra civil. Todo eso es mentira. La verdad es que estamos viviendo una invasión encubierta. Sólo tienes que ver lo que ocurrió en Debaltseva. Casi el ochenta por ciento de los involucrados en esa batalla fueron rusos, fue el ejército regular ruso el que nos infligió la derrota ese día. En otras partes del frente el porcentaje de rusos va desde el cincuenta al setenta y cinco por ciento. Los milicianos comienzan un ataque, si estos no consiguen avanzar o cuentan con muchísimas dificultades, entonces intervienen los rusos.

Se nos vende que este conflicto es una guerra civil apoyada por distintas potencias extranjeras. No me negará que también hay ucranianos integrando el bando de separatistas…

Por supuesto que los hay, pero ¿qué otra cosa van a hacer los hombres de Donetsk y Luhansk? Sin trabajo y casi cero posibilidades de llevar dinero a casa. Su única salida es integrar las milicias prorrusas.

¿Qué pruebas tiene para argumentar que realmente hay rusos combatiendo en el Donbass?

Pues muchas, la verdad. A ver, lo primero son los testimonios de prisioneros de guerra que hemos capturado en el frente. Ellos nos confirman que realmente hay rusos combatiendo en la zona. Luego están esos otros prisioneros de nacionalidad rusa que han sido capturados pertenecientes a las fuerzas de operaciones especiales. ¿Qué eran, turistas? Además, muchos de ellos son rusos de las regiones orientales, de marcados rasgos asiáticos; no tenemos etnias así en Ucrania. El acento ruso y su desconocimiento del ucraniano son más pruebas de ello. Luego está el tema del armamento. Los separatistas están utilizando armamento que sí o sí ha sido suministrado por Rusia, como las AK-100. Esas armas no existen en el ejército ucraniano e incluso son difíciles de conseguir y costosas en el mercado negro. Nosotros hemos visto cajas enteras y es más, cuando hemos expulsado a los separatistas de alguna posición hemos encontrado AK-100 quemadas, en un intento por eliminarlas. Y, ¿qué hay de los números de serie? Todo lo que se fabrica viene con un número de serie o de placa que marca cuál es su origen, dónde fue construido y en qué fábrica. Munición de mortero, misiles… todo lo que hemos encontrado viene de Rusia. Es más ¿sabe usted lo que consume un tanque? ¿De dónde cree que vienen los convoyes con combustible necesarios para reabastecer la gran cantidad de tanques, BTR, y baterías móviles que tienen los separatistas?

¿Y los carros blindados?

Los blindajes de sus tanques no son los mismos que los que nosotros tenemos, de manera que no se tratan de equipos capturados. Aunque no lo he visto personalmente, sí que he oído que tienen incluso modelos T-90, y esos solo pueden venir de un sitio.

[Hacemos una pausa, Ilya se levanta para ir al baño. Llevamos una hora de conversación ininterrumpida y casi no ha probado su bebida. A los pocos minutos vuelve, le recomiendo hacer una pausa y así poder disfrutar de la consumición y de las buenas vistas del lugar. Casi de inmediato continuamos con la entrevista, justo donde la habíamos dejado]

De acuerdo con sus afirmaciones, entonces Rusia mantiene ejércitos regulares en activo dentro del Donbass. ¿Está seguro de eso?

Ya sabe, lo mismo que hacían los soldados del ejército rojo en Berlín, escribiendo sus nombres en las paredes. No sé que más pruebas se necesitan porque esto es un secreto a voces y nadie quiere verlo. Cualquiera te lo puede confirmar pero parece que hay ciertos medios que no quieren reconocer la verdad, y no hablo de medios rusos precisamente.

¿Ha tenido alguna experiencia en la que su batallón se haya enfrentado con los rusos?

Sí, mi batallón estuvo destinado en Peski. Peski es una pequeña localidad al norte de Donetsk. La mitad del pueblo se encontraba en manos nuestras y la otra mitad en manos de los separatistas. Mi unidad se encontraba unos 500 metros tras el pueblo, en un puente que manteníamos como base avanzada. Tanto la parte superior del puente como la de abajo, por la que discurre una carretera. Era de noche, la artillería rusa se movió a unos cinco kilómetros al oeste de nuestra posición. Entonces se hizo el silencio. Segundos más tarde podíamos ver cómo todo el cielo se iluminaba con decenas de cohetes en dirección al norte. Estaban disparando contra una de nuestras posiciones, a unos siete kilómetros de distancia. La imagen es bastante impresionante cuando ves cómo se ilumina todo…

¿Y no se les ocurrió intentar interceptar las baterías móviles o al menos ponerlos en fuga?

¿Con qué? No disponíamos del equipo necesario para lanzar una ofensiva sobre esa posición. Además, el terreno no era llano sino que había bastante desnivel y los rusos no suelen dejar al descubierto los flancos. Si hubiésemos atacado, lo más seguro es que nos hubieran rechazado. Es bastante frustrante, la verdad, porque nos pasamos bastante tiempo esperando.

¿Qué esperan?

Órdenes, nos dicen que nos sentemos a esperar, mientras los rusos se mueven a gusto disparando cuando quieren.

¿Está el ejército ucraniano ganando la guerra?

La verdad es que es complicado. La línea del frente está estabilizada y hay bases y fortificaciones por toda ella, al igual que controles de carretera en todos los accesos. Pero no tenemos la iniciativa, simplemente estamos esperando órdenes. Por supuesto las brigadas de artillería hacen su trabajo; siempre con el riesgo de ataques de contrabaterías enemigas (es algo bastante común). Mientras nosotros permanecemos sentados, los rusos pueden estar movilizando más tropas y moviéndose a gusto por todo el Donbass. Son ellos los que llevan la iniciativa, nosotros sólo esperamos recibir el golpe.

La información que se recibe sobre el número de bajas está bastante manipulada por la propaganda, no sé si está de acuerdo conmigo. ¿Cuántos muertos cree que hay a diario?

No sabría decirle, pero muchísimas más bajas de las que aparecen en los medios de comunicación de ambas partes. Eso se lo puedo asegurar.

¿Más o menos me podría dar una estimación?

No sé con exactitud y podría equivocarme, pero supongo que entre siete y diez bajas diarias, sin contar con los heridos. El tema de los heridos es aprovechado por nuestros enemigos, porque nos obligan a mantener a tres o cuatro de nuestros hombres ocupados con ellos. Para ellos es más ventajoso herir que matar. Pero siguiendo con las bajas, son bastantes. Por ejemplo, hace unos meses, durante la batalla de Ilovaisk, recuerdo que los separatistas emboscaron a un convoy de varios BTRs. Te voy a dibujar lo que pasó. Unos 400 de nuestros hombres murieron en esa emboscada, otros tantos fueron hechos prisioneros. Y eso solo fue una pequeña acción dentro de la denominada batalla de Ilovaisk.

NuevoDocumento-2_1-e1440260675704

Esquema de Ilya sobre la batalla de Ilovaisk. Foto: J. Jiménez.

Sobre el tema de los prisioneros de guerra, querría conocer cuál es el destino de todos ellos. ¿Qué ocurre con los prisioneros de guerra que capturan en el frente?

Bueno, lo primero que tengo que aclarar es que no reciben el status de prisioneros de guerra. La razón es que oficialmente nuestro país no está en guerra, sino que según nuestro estúpido Gobierno la lucha es contra terroristas o criminales. ¿Terroristas o criminales con material de guerra, artillería, tanques? Debido a ese status, nuestro ejército no está recibiendo el material que debería, porque oficialmente no estamos en guerra. ¿Recuerda lo del avión que derribaron con civiles que volaban desde Holanda? Si el gobierno de Kiev hubiese declarado el país como lo que es (un país en guerra), el espacio aéreo hubiese estado cerrado y no habría cruzado por zona de guerra. Pero centrándome en el tema de los prisioneros, que no quiero desviarme; los enviamos a una agencia del Gobierno, allí supongo que son interrogados y enviados a prisión, acusados de criminales, terroristas.

¿Reciben tortura los prisioneros?

Por nuestra parte no, de hecho si hay algún herido es enviado inmediatamente al hospital para tratar sus heridas. Por otro lado no es posible que haya tortura a nuestros presos porque tenga en cuenta que toda Europa y EE.UU están observándonos detenidamente. No podemos permitirnos hacer lo mismo que hacen nuestros enemigos.

Entonces entiendo que los soldados ucranianos capturados por los separatistas sí que las sufren…

Sí, hay muchos testimonios de torturas atroces a soldados ucranianos que son capturados. Pero no existe ningún protocolo. Es decir, cada prisionero entra dentro de la jurisdicción del oficial de turno y por tanto su vida queda a voluntad de este último. Recuerdo ahora mismo un caso que oí de cómo metieron a un grupo de prisioneros en la parte trasera de un furgón. Entonces el oficial le dijo al conductor que condujera a máxima velocidad por una carretera en malas condiciones. Muchos prisioneros se fracturaron las muñecas, sufrieron fuertes hematomas, y todo eso solo se hizo por diversión. Por otro lado hay una historia bastante cómica de uno de nuestros soldados que frente al fuego de artillería supo esquivar las explosiones y meterse debajo de un coche. Finalmente fue capturado y los captores lo recibieron casi como a un héroe. Él no sufrió torturas, según nos contó cuando fue puesto en libertad.

*****

Si te ha gustado puedes visitar nuestra página oficial de Facebook.

JOSE JIMENEZ

José Jiménez (JJim3n3z)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *