Artsenal, Humor Gráfico, Joaquim Bosch, Número 36, Opinión
Deje un comentario

Sospechosa reunión

Por Joaquim Bosch* / Viñeta: Artsenal

JOAQUIM BOSCH 2

Joaquim Bosch

Lo más preocupante de la reunión del ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, con Rodrigo Rato es que puedan producirse interferencias políticas en una investigación judicial, lo cual ya es muy preocupante. Pero además hay que recordar que no hay precedentes de una reunión de este tipo entre un ministro del Interior y un imputado en una causa judicial. Jorge Fernández es el máximo responsable de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado en nuestro país y el señor Rato está siendo investigado en varios procedimientos penales de una gran relevancia social.

Por tanto, desde Jueces para la Democracia entendemos que debería aclararse cuál es el contenido de esta reunión, ya que hay toda una serie de medios de comunicación que están especulando con la posibilidad de que haya podido producirse algún tipo de acuerdo político. Nosotros queremos que esto se desmienta, que se aclare que no va a haber ningún tipo de influencia de estos contactos y conversaciones en el procedimiento penal abierto. Esa reunión de ninguna manera puede considerarse materia reservada de seguridad nacional y mucho menos una cuestión privada como se ha dicho. Aquí el señor ministro y el señor Rato no parece que se hayan ido juntos a cenar ni a tomar copas, hasta donde sabemos. Es una reunión que se ha producido en la sede del Ministerio del Interior, en el despacho oficial del ministro, y por tanto debemos presumir que han hablado de cuestiones de Estado y que afectan a las competencias del Ministerio del Interior, que son especialmente las competencias de las fuerzas de seguridad del Estado.

Recordemos que actualmente hay varios departamentos de la Guardia Civil que están implicados en estas investigaciones. En nuestro país quedan muchas cosas por hacer en lo que se refiere a la división de poderes. Por ejemplo, todavía no existe una unidad de Policía Judicial que dependa directamente de los jueces. Ahora mismo estas unidades dependen en gran parte del poder político y esto ha provocado una serie de interferencias en casos de gran trascendencia en el pasado. Nuestro temor desde el ámbito judicial es que estas discordancias puedan volver a producirse. Por eso creemos que la sociedad merece que este episodio sospechoso, que esta  conversación entre el ministro y Rodrigo Rato se aclare de una manera adecuada, no solo por la relevancia pública que tienen las causas que afectan al ex ministro de Economía, sino porque debe explicarse debidamente a los ciudadanos qué está pasando entre bambalinas entre el Gobierno y un imputado. Esta explicación urge para que nos quede claro que no se están produciendo interferencias políticas de ningún tipo en el ámbito judicial. Está en juego la independencia de los órganos judiciales y la transparencia.

* Joaquim Bosch es portavoz de Jueces para la Democracia

*****

Si te ha gustado puedes visitar nuestra página oficial de Facebook.

Artsenal

Artsenal

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *