Ecto Plasta, El Petardo, Humor Gráfico, Número 34, Opinión
Deje un comentario

Romper Europa

Por Ecto Plasta / Ilustración: El Petardo

Ecto Plasta

Ecto Plasta

Por fin lo han conseguido, han arrinconado a Grecia en el borde del abismo, la han ido empujando sin otra posibilidad que la rebelión y con ello el objetivo de romper Europa (si es que alguna vez estuvo unida) está un poco más cerca.

Supongo que entra en el terreno de la conspiranoia, pero siempre he pensado que esta inventada crisis, prefabricada por los mercados y sobre todo por el dólar, tenía el objetivo final de hacer una Europa más débil o por lo menos un euro menos fuerte. Se ve que lo están consiguiendo y, continuando en el terreno más conspiranoico posible, también se aclara a qué venía todo ese espionaje americano a gobiernos europeos. Nos conocen, como suele decirse, como si nos hubiesen parido, aunque uno piensa que en un continente en el que ha habido tantos conflictos, tantas guerras y tantos enfrentamientos no era necesario demasiado para encender la llama de la discordia. Imagino que la filosofía anglosajona del trabajo bien hecho ha propiciado una labor diligente y sin prisas que asegurase la ruptura y el caos. Entre medias nos han colado a un presidente premio Nobel de la Paz como para disimular (ya avisé que la conspiranoia puede llevarnos a estos terrenos).

Europa no ha sabido hacer frente a la crisis de una manera valiente. Ni siquiera lógica. Desde el norte se nos ha acusado –a los países mediterráneos– de vivir a lo grande, de no apretarnos el cinturón, de derrochar… ¿Les suena? Un clásico. Bajo estas premisas las condiciones del rescate que debe cumplir el pueblo griego son totalmente imposibles de satisfacer. Todo el mundo lo sabe y hablan y escriben sobre ello. ¿Por qué insisten entonces en continuar por ese camino? Desde mi punto de vista por dos razones; la principal debilitar al euro todo lo posible con la permisividad de una Europa pusilánime. Creo que los mercados y las grandes corporaciones están interesados en que el dólar sea la moneda. Por otra parte dar un claro aviso a navegantes (votantes en este caso) de que un gobierno que intente pensar en los ciudadanos y no en los mercados no será bienvenido en el nuevo marco económico que se intenta imponer.

En este aspecto España está en el punto de mira y se nos recuerda (parece que se nos olvidó en las pasadas elecciones municipales y regionales) que ciertas políticas pueden llevarnos al mismo lugar que a Grecia, es decir, al borde del abismo, al colapso. Ante este panorama (podría llamarse chantaje, Alexis Tsipras así lo ha hecho) es preferible morir de pie que vivir de rodillas probando suerte en otro escenario, aunque ello suponga adentrarse en un terreno desconocido como es el corralito y la vuelta (en el caso español) a la peseta. De nada sirve estar en el euro, en Europa, si no somos capaces de asegurar unos mínimos. La recuperación que proclama el gobierno de Rajoy es una gran mentira, no hace falta tener dos dedos de frente para darse cuenta. La distribución del dinero ha cambiado, se ha hecho extremista y no puede estar peor repartido. Al dinero le pasa como a la energía, que ni se crea ni se destruye, sólo se transforma. En este caso sólo cambia de manos.

Esta Europa de principios de siglo quizá sea descrita en los libros de historia como una Europa insolidaria y cobarde. Todo depende de quién los escriba. Ya saben que lo que no está escrito no ha sucedido. Seguimos viviendo tiempos difíciles y debemos prepararnos para lo peor. La historia dirá si hemos sido capaces de estar a la altura.

*****

Si te ha gustado puedes visitar nuestra página oficial de Facebook.

El Petardo

El Petardo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *