Entrevistas, Jose Antequera
Deje un comentario

Blanca Suárez: “Ser chica Almodóvar es solo un cartel que te cuelgan”

Blanca Suárez, una de las nuevas estrellas del cine español.

Por José Antequera. Foto: Daniel Smith. Viernes, 17 de julio de 2015

Deportes

  Entrevista

Blancanieves de la era digital, aguerrida francotiradora de los boinas verdes, poderosa Afrodita del Olimpo Intimissimi, prototipo de it girl y nuevo mito erótico de los españoles, según la web Ashley Madison, el portal de contactos más importante del mundo. Con solo 27 años, Blanca Suárez (Madrid, 1988) es una de las jóvenes estrellas del cine español. Forma parte de esa generación de nuevos actores que, en medio de la crisis, se han batido el cobre en los ingratos platós de televisión (saltó a la fama gracias a la serie El Internado). Desde entonces, su carrera como actriz ha sido fulgurante, meteórica, hasta alcanzar el preciado estatus de chica Almodóvar, para quien ha trabajado en La piel que habito y Los amantes pasajeros. “Trabajar con Pedro ha sido importantísimo para mí, pero cada papel significa muchas cosas y te aporta y enriquece, ninguno es más importante que otro“, asegura cuando se le pregunta por el director manchego. Blanca apunta maneras de estrellaza de Hollywood en la línea de Penélope Cruz, pero prefiere ir paso a paso, con los pies en el suelo y sin renunciar a nada, ni siquiera a provocar terremotos globales de sensualidad, como cuando, envuelta en una negra, inocente y mínima intimidad, protagonizó el anuncio de la nueva línea de lencería Intimissimi, un spot que dio la vuelta al mundo y puso la imaginación de millones de hombres y mujeres al límite del punto de ebullición. “¿Hollywood? Todo en la vida me da respeto, y eso también, claro. Otro idioma, otro país. Situaciones que no manejas. Pero la gracia en esta vida es esa, ¿no? Arriesgar, probar y vivir”. Hoy charlamos con la mujer más deseada de España (no nos odien por ello). Y en exclusiva para Revista Gurb.

Formas parte de una nueva generación de actores que han aprendido el oficio en series de televisión, en tu caso con El Internado y El barco. ¿Es la pequeña pantalla la mejor escuela de intérpretes que hay en la actualidad?

Eso depende siempre de la persona, y de las posibilidades que se le planteen en la vida. En mi caso sí lo ha sido, ha sido esencial, y cada día de trabajo en cualquiera de las series que he hecho ha sido clave.

¿En tu caso, qué te han enseñado las series desde el punto de vista interpretativo?

A ser resolutiva, a trabajar en cualquier condición, con prisas, sin prisas, a improvisar sobre la marcha… a mantener la mente abierta.

La competencia es muy grande, cada vez hay más actores jóvenes que quieren abrirse paso y no hay trabajo para todos. Eso es un problema grave para vuestra profesión…

¿Problema? Hombre lo es porque cada vez hay más competencia, pero no creo que objetivamente sea un problema, es algo positivo mientras sea gente con ganas, profesional y que se lo tome en serio.

Blanca Suarez II & Glam Tattoo 056

En tu caso provienes del mundo de la comunicación audiovisual, ¿qué te empujó a dar el salto al mundo del cine?

Se presentó en mi vida la oportunidad y me agarré a ella; siempre había estado planeando en mi cabeza la idea de ser actriz, por eso cuando se hizo tangible no lo pensé.

Y luego llegó Isidro Ortiz, que te dio la oportunidad con Eskalofrío, tu primer papel, ¿cómo cayó ese personaje en tus manos?

Estaba en la escuela Tritón de interpretación y el director de casting Pep Armengol me hizo una prueba, allí comenzó todo.

En El Internado interpretaste el papel de Julia, que te dio mucho, sirvió para que el gran público te conociera. Pero sin duda la primera gran oportunidad se te presenta con Pedro Almodóvar, que te da el personaje de Norma en La piel que habito. ¿Es el primer gran papel de tu vida?

¡No! Cada papel significa muchas cosas y te aporta y enriquece, ninguno es más importante que otro. Claro que trabajar con Pedro ha sido importante, importantísimo a muchos niveles, pero no puedo despreciar el resto de papeles por ello.

¿Qué te ha enseñado Pedro como actriz?

A confiar en el director, a ver el mundo de otra forma. A disfrutar, a profundizar en la mente de los personajes incluso a través del cuerpo… a pasarlo bien.

¿Y qué se siente al ser chica Almodóvar, es cierto eso de que la cosa imprime carácter?

No se siente nada, ¡sigo siendo la misma persona! Jajaja. Ser una chica Almodóvar no es algo tangible, es un cartel que te cuelgan desde fuera, igual que te cuelgan muchos otros; lo que está claro es que ese título es algo ¡muy guay!

La película te sirvió para obtener la nominación como Mejor Actriz Revelación en los Premios Goya 2011. Un gran reconocimiento, sin duda. Vaya subidón, ¿no?

Increíble, ¡fue genial!

2 Blanca Suarez II & Glam Tattoo 063

¿Esperabas conseguir tu primer Goya en ese momento? Al final se lo dieron a María León…

No esperaba nada. Me alegré por María como si me lo hubieran dado a mí, la quiero mucho. Lo importante de esa experiencia fue todo lo que viví, ese año, todo lo que viajé, lo que vi, lo que viví.

Al año siguiente Pedro Almodóvar vuelve a contar contigo para Los amantes pasajeros. Supongo que el hecho de que el maestro te llamara dos veces y en tan poco tiempo debió servirte para coger confianza.

Coges confianza, pero en ese momento te entra el miedo de no querer decepcionar. Los seres humanos tenemos una capacidad increíble para, cuando unos miedos o inseguridades desaparecen, inventarnos otros.

También has interpretado a Blancanieves en la serie de Antena 3 Cuéntame un cuento, una adaptación bastante original del relato tradicional. ¿Se siente Blanca Suárez como una especie de Blancanieves que está viviendo un cuento de hadas? ¿Tienes miedo a que el hechizo se rompa en cualquier momento?

Uno siempre es consciente de que hay cosas que no son para toda la vida, puede que lo sean, pero siempre habrá bajones. Por eso lo único que está en nuestra mano es trabajar lo mejor posible, aplicarnos, ser profesionales. Vivir el momento.

Llegamos a 2013, cuando decides arriesgarte y aceptar ser la imagen internacional de la marca de lencería Intimissimi. ¿Te lo pensaste dos veces a la hora de aceptar, te tiraste a la piscina sin más, fue un reto?

No lo pensé, me gustaba la firma y dije ¿por qué no? Fue un reto en el sentido de que nunca había hecho algo así, pero creo que el resultado ha sido muy bonito.

Blanca Suarez II & Glam Tattoo 065Pero serás consciente de que a partir de ese momento te conviertes en un sex symbol, en una de las mujeres más deseadas del mundo. ¿Cómo se lleva saber que estás en la mente de millones de hombres (y también de mujeres)?

Uno nunca es consciente de eso, tú vives tu vida, tus amigos, tus cosas, no sabes que ocurre todo eso. Pero es algo bueno, ¿no?

¿Tenías experiencia en ese tipo de publicidad que juega abiertamente con el erotismo? ¿Te sentiste a gusto haciendo el anuncio?

Sí, juega con el erotismo, pero de una forma elegante y no agresiva, creo que por eso el spot ha gustado tanto. Me sentí a gusto en todo momento y creo que eso se refleja en las imágenes.

En el spot das una imagen de chica cándida que juega inocentemente con todo su poder sexual. ¿Te consideras una mujer tímida o lanzada?

Soy una chica tímida, decidida pero tímida.

Pese a tu juventud ya has tocado géneros muy distintos, también la comedia romántica como en Perdiendo el Norte. ¿En qué registro te sientes más cómoda?

La verdad es que no lo sé. Cada uno tiene su dificultad y no se pueden comparar, hacer comedia es dificilísimo, y fue un reto, desde luego.

En la película se habla de la emigración de muchos jóvenes de tu generación a países como Alemania. ¿Te sientes una privilegiada?

Por supuesto. Muchos de mis amigos están en la situación que refleja la película, y lo he vivido de cerca. Valoro lo que me esté pasando en mi vida, me siento afortunada.

Entre lo último que has hecho para TV está Los nuestros, una serie más que digna sobre un Grupo de Operaciones Especiales del Ejército Español que rescata a dos niños secuestrados por salafistas en Malí. Tú haces de experta francotiradora de los GOE. ¿Tuviste que documentarte mucho sobre el rol de la mujer en el Ejército, te costó adaptarte al papel?

Muchísimo, tuvimos un entrenamiento brutal con miembros del GOA que nos acompañaron incluso durante el rodaje. Nos adentraron en su mundo y nos abrieron las puertas de par en par con una generosidad enorme.

¿Cómo fue la experiencia de trabajar con Hugo Silva?

Ya había trabajado antes con él, lo conozco desde hace muchos años y siempre es un placer. ¡Gran compañero y profesional!

¿Sueles estar informada de lo que sucede en el mundo por los periódicos y la televisión?

Intento estarlo, ¡pero siempre se me escapan cosas, claro!

OK-portada-Blanca-Suarez-per-Intimissimi_main_image_object

Ultimamente has rodado My Bakery in Brooklyn, una comedia romántica dirigida por Gustavo Ron y que transcurre en Nueva York. Ya en inglés íntegramente. Esto huele a Hollywood ¿no? ¿Para cuándo el salto a Estados Unidos?

No sé a que huele, no lo sé ni yo. Lo que tenga que ser será, nunca se sabe. Me encantaría vivir la experiencia, pero no quiero forzar nada. Quiero trabajar aquí y trabajar donde me llamen, sea donde sea.

Te gustaría ser la nueva Penélope Cruz? ¿Qué opinas de ella?

La admiro. Creo que pocas personas son conscientes de lo que se lo ha currado durante años. Vivir lo que ha vivido ella y vive no es fácil. Ha sacrificado mucho. Ahora tiene un Oscar y todo es precioso, pero el camino de años y años ha sido muy duro. Es una campeona.

¿No te daría cierto respeto dar ese salto tan brutal al cine americano, no te da cierto vértigo?

Todo en la vida me da respeto, y eso también, claro. Otro idioma, otro país. Situaciones que no manejas. Pero la gracia en esta vida es esa ¿no? Arriesgar, probar y vivir.

*****

Si te ha gustado puedes visitar nuestra página oficial de Facebook.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *