Humor Gráfico, José L. Castro Lombilla, Lombilla, Número 35, Opinión
Deje un comentario

Carta a Gurb

Por J.L. Castro Lombilla

J. L. Castro Lombilla

J. L. Castro Lombilla

Estimado Gurb:

La cosa fue muy sencilla: como quería conocer a Angela Merkel, decidí invocarla como mandan los protocolos comunitarios; esto es, frotando un billete de cincuenta euros sobre la calavera pelada de un europeo del Sur que había desenterrado para la ocasión en una noche de luna llena. Y, con puntualidad germánica, al momento hubo un rompimiento de gloria y allí se manifestó doña Angela vestida de valquiria a bordo de un helicóptero estadounidense de la guerra del Vietnam pilotado por Francis Ford Coppola. No te puedes ni imaginar lo bonito que quedó aquello, Gurb. ¡Fue una entrada espectacular! Digna aparición desde luego de la persona que rige los destinos de todos los europeos.

Cuando bajó del helicóptero se sentó en mis rodillas y comenzamos a hablar.

—¿Puede aclararme, canciller, todo este asunto de Grecia? —le pregunté.

—Cuando el lingam se encuentra dentro del yoni y es agitado con un rápido movimiento de vaivén, aunque sin retirarlo, esto se denomina “la caza con el gorrión”… —me contestó.

Con toda seguridad la canciller estaba justificando su férrea postura en las duras negociaciones que ha mantenido con Alexis Tsipras. Sin esperar mi réplica, continuó hablando.

—Cuando el lingam es retirado a una cierta distancia del yoni y seguidamente entra en este con fuerza, esto se denomina “dar un golpe”… —dijo mientras acariciaba con cierta indolencia las plumas de su casco.

—Sí, sí, claro… —corté su esclarecedor discurso en favor de los planes de austeridad intentando llevarla a mi terreno—. Pero no me negará que Grecia ha sufrido una pérdida de soberanía frente a los mercados bastante asquerosita…

—Cuando se frotan los dos lados del yoni se denomina “el golpe del toro”… Cuando el yoni es oprimido largo rato por el lingam, esto se denomina “oprimir”…

Angela Merkel estaba sin duda defendiendo los postulados de la Troika. Y lo hacía con una solvencia intelectual que, a qué engañarnos, me hizo reconocer en ella a la gran líder que es. No obstante, a pesar de la formidable clase de alta política que estaba recibiendo, a mí se me quitaron ya las ganas de seguir hablando con ella, la verdad. Así es que, aprovechando un momento en el que estaba muy concentrada explicándome el modelo económico vigente en la eurozona diciendo: «cuando el lingam solo frota un lado del yoni, esto se denomina “el golpe del jabalí”»; «cuando se sostiene el lingam con la mano y se le hace girar dentro del yoni, esto se denomina “batir”»; «cuando se introduce la mitad del lingam en la boca y se succiona con fuerza, esto se denomina “succión del mango”», y otras cosas igualmente interesantes, yo me monté en el helicóptero y me fui con Coppola a rodar la decimoquinta parte de El padrino que, según me dijo el afamado director, inspirándose en la Unión Europea se titulará La madrina

Tuyo afectísimo:

José Luis Castro Lombilla

Post scríptum:

Acabo de buscar en mi enciclopedia “lingam” y no te puedes ni imaginar lo que significa, Gurb… ¡Qué cosas!

*****

Si te ha gustado puedes visitar nuestra página oficial de Facebook.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *