Cipriano Torres, Humor Gráfico, La Vi Ñeta, Número 35, Opinión
Comentarios 2

Animales

Por Cipriano Torres / Ilustración: La Vi Ñeta

Cipriano Torres

Cipriano Torres

Cuando vemos a humanos hacer sufrir a los animales siempre preguntamos lo mismo. ¿Quién es el animal? Lo preguntamos porque se da por hecho que el animal no tiene razón, no discierne, es puro instinto, materia simple, primaria, un organismo vivo que funciona a golpe de impulso natural, es decir, comer, beber, o reproducirse. Por eso, al revés, cuando un animal tiene algo parecido a las reacciones humanas decimos que ese animal parece una persona. ¿Quién es el animal cuando vemos a un ser humano hacer sufrir a un animal? Ni la verborrea más elaborada por el intelecto humano enmascara la tragedia, el dolor, y la violencia hasta la muerte de un toro a manos de un matarife con maneras de muñeco de luces. Telecinco, hasta ahora, faenaba con material humano. Al que se dejaba le sacaba la pringue por unas cuantas monedas en programas infames que se consumen dejando un rastro de miseria moral y decadencia evolutiva.

Pero Telecinco ha dado un paso más. Ha conquistado nuevas especies para ampliar sus tropelías. Gatos, perros deportistas, cerdos ordenados, osos mimosos, loros cantantes, patos obedientes, o caballos bailarines es el nuevo material con el que se ceba la cadena con el pretexto de entretener a su audiencia. Argumentan, como tratando de calmar el enorme rechazo del programa –Vaya fauna, presentado por Christian Gálvez, ayudado por un jurado de mercachifles– que en él no se ejerce violencia contra los animales. Sólo faltaba que la hubiera. La madre que los trajo. La violencia no es sólo sacar una faca y cargarse a alguien. Ni siquiera dar un cogotazo. La violencia a veces tiene cara de humillación, de inmensa tristeza, de sórdida diversión. Es lo que siento con Vaya fauna.

*****

Si te ha gustado puedes visitar nuestra página oficial de Facebook.

LA VI ÑETA

La Vi Ñeta

2 Kommentare

  1. Mizu Mika dicen

    Voltaire : “Es una pena, una pobreza de espíritu, haber dicho que los animales son máquinas que carecen de conocimientos y sentimientos, que siempre realizan sus cosas del mismo modo y no perfeccionan nada. ¡Qué equivocación! El pájaro que hace su nido en semicírculo cuando lo fija en una pared, que lo construye en forma de cuarto de círculo cuando lo hace en un ángulo, y en círculo perfecto cuando lo coloca en un árbol, no hace siempre lo mismo. El perro de caza que adiestramos durante tres meses, sabe mucho más pasado ese tiempo que antes de empezar a enseñarle. El canario al que enseñamos un aire cualquiera, no lo repite al instante, sino que necesita tiempo para aprenderlo, pero vemos que va corrigiéndose hasta que lo canta bien.

    Porque el hombre habla, ¿juzgas que tiene sentimientos, memoria e ideas? Pues bien, sin pronunciar una palabra, verás que entro en mi casa entristecido busco un papel con inquietud, abro un cajón porque recuerdo que allí lo guardé, lo encuentro y lo leo con alegría. Sin hablar, conocerás que experimenté el sentimiento de la aflicción y el placer, que estoy dotado de memoria y de conocimiento.
    Juzga, pues, con el mismo criterio al perro que ha perdido a su amo, lo busca por todos los caminos lanzando lastimeros ladridos, que entra en la casa agitado, inquieto, que baja y sube, y va de estancia en estancia hasta que al fin encuentra al dueño que ama y atestigua la alegría que siente mediante gruñidos, saltos y caricias. Varios bárbaros atrapan a ese perro que aventaja al hombre en ser fiel a la amistad, lo atan en una mesa y lo abren en vivo para examinarle las entrañas…..” http://www.microfilosofia.com/2013/06/las-bestias-no-son-maquinas.html

  2. Mizu Mika dicen

    Durante la Francis Crick Memorial Conference, en la Universidad de Cambridge, Inglaterra, realizada el 7 de julio de2012, 13 neurocientíficos de renombradas instituciones, como Caltech, el MIT o el Instituto Max Planck, en presencia del científico Stephen Hawking, firmaron un manifiesto afirmando la existencia de “conciencia” en diversos animales no humanos:
    “Decidimos llegar a un consenso y hacer una declaración para el público que no es científico. Es obvio para todos en este salón que los animales tienen conciencia, pero no es obvio para el resto del mundo. No es obvio para el resto del mundo occidental ni el lejano Oriente. No es algo obvio para la sociedad.”
    Philip Low, en la presentación de la Declaración de Cambridge sobre la Conciencia, 7 de julio de 2012

    http://es.wikipedia.org/wiki/Declaración_de_Cambridge_sobre_la_Conciencia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *