Humor Gráfico, Joaquim Bosch, Luis Sánchez, Número 32, Opinión
Deje un comentario

Visto para sentencia

Por Joaquim Bosch* /Viñeta: Luis Sánchez

JOAQUIM BOSCH 2

Joaquim Bosch

Una día histórico. La pasada jornada electoral estuve trabajando en mi juzgado. La noche fue larga. Tuve que recoger los resultados de las votaciones que trajeron los presidentes de las diferentes mesas y luego entregar personalmente esas actas a la Junta Electoral. Más allá de las valoraciones concretas sobre los resultados, me parece que esa jornada fue histórica en muchos aspectos.

Tarjetas black. El indignante caso de las tarjetas opacas de Bankia demuestra claramente las formas en las que las irregularidades y la corrupción se han extendido en las más diversas entidades. Ausencia de control público, inexistencia de principios elementales, relaciones poco claras entre entidades financieras y partidos. Hace falta una reforma estructural de nuestras instituciones. También crear unos sistemas de control realmente independientes y eficaces, que no estén vinculados al poder político, como ahora ocurre con el Banco de España, el Tribunal Constitucional, el CGPJ o el Tribunal de Cuentas. Como dijo un gran teórico del derecho, todo poder sin límites se convierte en un poder salvaje que lo acaba arrasando todo.

Reparación de las víctimas. En un debate sobre la Ley de la Memoria Histórica y los crímenes del franquismo, en el que participé como portavoz de Jueces para la Democracia, junto a Baltasar Garzón y J. Antonio Martín Pallín, aseguré que el Gobierno continúa paralizando las exhumaciones de las fosas comunes de la Guerra Civil. Su decisión es claramente ideológica, porque al mismo tiempo está financiando exhumaciones en Rusia de integrantes de la División Azul que combatieron junto a los nazis. Es vergonzoso que un Estado democrático consienta que continúen en fosas comunes decenas de miles de asesinados por una dictadura. Al igual que la ONU, desde Jueces para la Democracia reclamamos que por fin las víctimas del franquismo tengan una reparación más que justificada y puedan enterrar civilizadamente a sus muertos.

Corrupción. En Jueces para la Democracia venimos expresando nuestra disconformidad ante el deterioro de la administración de justicia, ante la falta de respeto del Gobierno a la independencia judicial y ante los medios insuficientes que el poder político asigna para que podamos actuar contra la corrupción. El daño causado por los corruptos es de unos 40.000 millones de euros anuales. Hemos mantenido a los corruptos por encima de nuestras posibilidades y así nos va. Por eso reclamamos al Gobierno instrumentos para acabar con el saqueo de las arcas públicas.

* Joaquín Bosch es Portavoz de Jueces para la Democracia

*****

Si te ha gustado puedes visitar nuestra página oficial de Facebook.

Luis Sánchez

Luis Sánchez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *