Humor Gráfico, Joaquim Bosch, Número 33, Opinión, Zumbador
Deje un comentario

Siete claves para entender el caso Nóos

Por Joaquim Bosch* / Ilustración: Zumbador

JOAQUIM BOSCH 2

Joaquim Bosch

1.- El juez Castro ha investigado un presunto caso de corrupción en el que supuestamente Iñaki Urdangarín y su socio Diego Torres habrían desviado ilegítimamente más de 6 millones de euros de distintas instituciones públicas. Según el juez instructor, el dinero era ingresado en una entidad sin aparente ánimo de lucro y posteriormente era transferido a otras empresas privadas.

2.- Una de estas empresas era Aizoon, una sociedad de la que Urdangarín y la infanta son propietarios al 50%. Tras la investigación se ha llegado a la conclusión de que hay indicios de que esta empresa servía para blanquear el dinero obtenido ilegalmente y de que se utilizaron mecanismos fraudulentos para defraudar a la Agencia Tributaria.

3.- El juez Castro considera que hay sobrados indicios de la participación de la infanta en estos delitos. Entre ellos cita los documentos que ella firmó, su condición de copropietaria de la empresa o los pagos que esta realizó provenientes de los citados ingresos irregulares, entre los que se encuentran viajes, regalos, mejoras en la vivienda o gastos de personal doméstico.

4.- El magistrado instructor no condena a nadie. A todos los imputados les asiste el derecho fundamental a la presunción de inocencia. El juez Castro se limita a expresar que existen indicios de delito y que se debe celebrar un juicio contra la infanta y los otros imputados. La única posibilidad de que se archivase la causa contra la infanta y no fuese a juicio es que en la investigación se hubiera descartado judicialmente su participación en estos hechos, lo cual no ha ocurrido. La Audiencia Provincial tiene la última palabra.

5.- Taxistas, peluqueros, oficinistas o tertulianos se han puesto a condenar o a absolver a los imputados. Todas las opiniones son respetables. Pero la opinión más cualificada sobre los indicios es la del juez instructor. Él no ha asumido este caso voluntariamente, sino que le ha tocado por reparto aleatorio y se limita a cumplir con sus obligaciones. Tiene un amplio conocimiento del asunto, pues ha examinado sus decenas de miles de folios. Es la única parte del proceso que es independiente. Las demás tienen intereses. La Fiscalía no puede ser independiente, pues tiene una estructura jerárquica en cuyo vértice está el Fiscal General del Estado, nombrado por el Gobierno.

6.- La Fiscalía ha realizado insinuaciones maliciosas y descalificaciones personales hacia el juez Castro que no tienen nada que ver con los legítimos argumentos jurídicos. Con esta actitud se suma a la campaña de determinados medios y ataca la independencia judicial.

7.- La lucha contra la corrupción es una responsabilidad moral de nuestra sociedad. Hay que defender la independencia de nuestros jueces, que actúan en representación de la ciudadanía para aplicar la ley. Descalificar el esfuerzo profesional del juez Castro es agredir al Estado de Derecho.

* Joaquim Bosch es portavoz de Jueces para la Democracia

*****

Si te ha gustado puedes visitar nuestra página oficial de Facebook.

ZUMBADOR

Zumbador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *