Carmen Fernández, Humor Gráfico, LaRataGris, Número 31, Opinión
Deje un comentario

Electoralia

Por Carmen Fernández / Viñeta: LaRataGris

Carmen Fernández

Carmen Fernández

Les hemos visto bajar de su olimpo aforado y tocar con pie divino el mundo de los mortales. Durante unos breves días se han revestido de piel y hueso y han paseado por las calles armados hasta los dientes    –de sonrisas de argamasa– lanzando ráfagas de abrazos y apretones de manos. ¡Ay de quien se cruce en su camino! Ningún niño sin besar, ni manjar de la tierra sin ser probado, arrasan por donde pasan, escupiendo campechanía y folclorismo por los mercados. Los diosecillos políticos están de fiesta, estamos en Electoralia y caen flores y octavillas a su paso.

Cuando se abre la veda del voto, nuestros políticos se lo trabajan. Rastrean, persiguen, cazan –a veces hasta con trampa–. A unos, los menos, les da por tirar de programa electoral, arengar desde el “pulpillo”, y promesas, muchas promesas, que eso siempre funciona.  Y su jeta hasta en la sopa. Los viejos partidos recurren al eco carcomido y rancio del pasado, o dicho de otro modo, sacan las momias de paseo (a Aznar las polillas le han roído hasta el bigote). Sacar a las momias y a los perros, que la condesa de Bornos, Esperanza, no ha dudado en arañar unos votos al PACMA recogiendo excrementos de su Pecas, un jack russell incontrolable, liberal y seductor que vive en Malasaña con una rubia muy castiza según dice su cuenta en twitter. Y es que a la señora Aguirre la hemos visto hacer casi de todo, rodeada siempre de su enjambre de cámaras para que nada escape al ojo ciudadano: abrazar inmigrantes, abrazar ancianos, abrazar inmigrantes ancianos, comprar juguetes a sus nietos, –hay que ver lo caro que está todo–, sacar el mobiliario hinchable a la calle, criticar a Ana Botella, vestirse de chulapa y cantar un chotis…. A Rita Barberá también la hemos visto por los mercados, pero a ella, que le va mucho la marcha, cuando la gente la abuchea dice que le dan cariño. Si Rajoy tenía una niña, Pedro Sánchez recurre a una mujer (Valeria, o Juana de Barcelona o Extremadura) y saca su historia  por los mítines de España (una historia donde todo parece mentira, salvo alguna cosa). Por un puñado de votos los políticos se obrerizan y cambian ellas el chanel y ellos la corbata por las flores y las camisas remangadas, que son más “proletas”, aunque a alguno se le ha ido la mano y nos ha mostrado hasta la hoja de parra de su traje de Adán. Así que tenemos políticos que se desnudan, políticos amorosos y también políticos que dan el cante –tanta proliferación de concursos musicales no podía ser buena– y nos hemos tragado ruborizantes vídeos pueriles, desnudos en este caso de vergüenza, al estilo Camela, al estilo Pimpinela, o remasterizando viejos clásicos. ¡Cómo nos engañan fingiendo que son mortales! Les vemos cogiendo el metro, el autobús, el tranvía y el trolebús si lo hubiera y simulan paseos en bicicleta con tres pedaladas inestables y temblorosas en un paisaje idílico de flores y mariposas, pero en realidad lo que piensan es lo mismo que Homer Simpson: que el transporte público es para fracasados. Han hecho tantas cosas por nosotros, que hasta tienen las listas descontroladas. Estamos en Electoralia y quien esté libre de populismo que vacíe la primera urna.

Durante la fiesta de la democracia el político se carnaliza así que si tienen uno cerca aprovechen y tóquenlo porque tras el 24M volverán a su olimpo aforado, a su anosmia, sordera, anafia y ceguera, a sus coches con chófer, sus compras a domicilio, sus clubs exclusivos y al noli me tangere.

*****

Si te ha gustado puedes visitar nuestra página oficial de Facebook.

LaRataGris

LaRataGris

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *