Artsenal, Humor Gráfico, Número 29, Opinión, Rosa Palo
Deje un comentario

Por un puñado de votos

Por Rosa Palo / Ilustración: Artsenal

ESTHER-BAEZA-(ROSA-PALO)

Rosa Palo

Lo que me pasa a mí, no le pasa a nadie: ¿ustedes creen que con la que hay montada con el corte de pelo de Letizia, llega el jefe y me dice que escriba sobre Rato? ¿Sobre Rato? ¡Pero si a estas alturas de semana ya se han hecho todos los chistes, hombre, que está el tuiterío que se sale! Además, si esto fuera una publicación como Dios y la primavera mandan, en esta época del año estaríamos hablando sobre cremas anticelulíticas y factores de protección. O sobre la enésima separación de Belén Esteban: la pobre, tan preocupada por si el Migue le compraba o no la maleta a la Andrea para que se fuera de viaje de estudios, y el viaje se lo estaba pegando él con una camillera. Claro, que esto me pasa por trabajar en una revista donde son todos unos viejunos con ínfulas de analistas políticos, que me tienen envidia por mi juventud y mi frescura y no me dejan brillar como la gran creadora de opinión que soy. Así estamos.

Y no será porque no hay tema que te quemas, que el PP nos está dando material para hacer periodismo cultural y de calité: ver los vídeos electorales de Monago y salirme el crítico gafapasta que llevo dentro es todo uno. El extremeño se puso primero en plan John Singleton y sus chicos del barrio, y ahora le ha dado por hacer rendido homenaje a la “Nouvelle vague”, mayo del 68 incluido. Y todo ello sin un logotipo del PP que echarse al ojo y sin un atisbo de vergüenza. Lo próximo es aprovechar el paisaje extremeño para rodar Por un puñado de votos; Monago a lo Clint, con purito en la boca y zoom de acercamiento de plano general a primer plano; con orgía neurótica de sangre, polvo del camino y tiros a cascoporro. Un blockbuster en toda regla. Para que luego digan que el cine español no funciona.

Entretanto, Esperanza Aguirre se recorre las calles de la capital con el sofá a cuestas, un chester blanco hinchable donde los madrileños se sientan a contarle sus males. Y Esperanza, convertida en una Elena Francis del descontento ciudadano, pone cara de interés mientras piensa si tiene que retocarse las mechas, se acomoda el cojín con las siglas del PP en los riñones (que para eso es el partido el que se ha de adaptar a la lideresa, y no al revés) y llora por dentro pensando en que podía haber sido ella, en lugar de Pepa Bueno, la sustituta de Risto Mejide, y haber presentado un Hablando con Espe, que Aguirre tiene un gracejo chulapo, una picardía, un saber estar y un Word Perfect que te mueres; que ella es una maverick, un verso libre, una outsider y una loca del coño que lo flipas. Desde luego, la entrevista a Willy Toledo no habría tenido desperdicio.

En el PSOE, para no ser menos, Pedro Sánchez va y se casca un tres en uno: se ha equivocado con el botón, ha hecho a Machado soriano de nacimiento (por la culpa culpita de Gabinete Caligari, seguro) y ha soltado un “miembras” que ha resonado en el Congreso más que el coño de Tejero. Y en UPyD, lo de Rosa Díez y su soledad sonora da para un bolero. Y lo de los antiguos upeydeístas pasándose en bloque a Ciudadanos como berlineses orientales tras la caída del muro, para un tango apache. Y lo de las coaliciones de izquierda, para un réquiem.

Pues no, miren, con todo lo que hay por el mundo y mi amo y señor me pone a teclear sobre Rato. Ya ven, como si alguien se hubiera sorprendido. Como si ahora mismo estuviéramos preocupados porque una constructora haya pagado a Trillo y a Martínez-Pujalte más de 400.000 euros. Como si moviéramos un músculo tras enterarnos de que Rita Barberá se fundió 278.000 euros en viajes, comidas y hoteles. Como si después de lo de Mata, Fabra, Monedero, los ERE de Andalucía y el sursuncorda, no se nos hubiera quedado cara de estupefacción permanente, que llevamos años ya con la ceja más levantada que Ancelotti. Y, en cambio, la reina Letizia va como vaca sin cencerro porque sigue sin saber si servidora aprueba su nuevo peinado o no. A la próxima, dimito.

*****

Artsenal

Artsenal

Si te ha gustado puedes visitar nuestra página oficial de Facebook.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *