El Petardo, Humor Gráfico, Lidón Barberá, Número 29, Opinión
Deje un comentario

Amnistía a las palabras

Por Lidon Barberá / Viñeta: El Petardo

Lidón Barberá

Lidón Barberá

Lo de los gobiernos utilizando eufemismos a diestro y siniestro es tan triste que parece de otro tiempo. Es como creer firmemente que si obviamos algo, terminará desapareciendo, otra de esas actitudes que vemos tanto en los políticos. O es como si un niño le respondiera a su madre que no ha roto el cristal con la pelota, sino que “ha habido un desplazamiento fortuito de balón recreacional”. No cuela.

Las “medidas excepcionales para incentivar la tributación de rentas no declaradas” pretenden esconder, detrás de un lenguaje tan artificioso como vacío, la realidad de la amnistía fiscal con la esperanza de que todos seamos demasiado tontitos para comprenderlo. Ese lenguaje administrativo que ni vamos a intentar desenmarañar.

En realidad, todo iba bastante bien. Estábamos viviendo en un país sin desahucios pero con “procedimientos de ejecución hipotecaria” y donde los impuestos no se subían, sino que nos encontrábamos con un “gravamen adicional” que sonaba tan mal que casi preferíamos pagar un poco más de IVA. Como no abaratamos el despido, sino que “flexibilizamos el mercado laboral”, vivimos con la conciencia relativamente tranquila, en un mundo donde nadie entiende nada.

Hasta que hace unos días, la vicepresidenta Sáenz de Santamaría tuvo un lapsus recurrente en el que terminó diciendo “amnistía fiscal”, como cuando un niño aprende a decir una palabrota y la dice cada vez en voz más alta hasta que le terminan riñendo. Y ni fue solo una vez ni en un lugar apartado de la atención mediática: la sesión de control al Gobierno de esta misma semana, con cámaras, tuiteros y todo lo que se lleva ahora. Parece, sin embargo, que Soraya se quedó sola en esto de amnistiar a la lengua, porque al rato apareció Montoro, y volvió a hablar de “regularización extraordinaria”. Una pena. Casi empezamos a llamar a las cosas por su nombre.

*****

EL PETARDO

El Petardo

Si te ha gustado puedes visitar nuestra página oficial de Facebook.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *