Humor Gráfico, L'Avi, Lidia Sanchis, Número 26, Opinión
Comentarios 9

País de príapos

Por Lidia Sanchis / Viñeta: L’Avi

Lidia Sanchis

 Vivo en un país en el que una pareja de ancianos puede morir de hambre y olvido. Vivo en un país donde 185 diputados del Partido Popular aplauden nada, corean el vacío, jalean la nulidad: el gran timonel de turno, Mariano Rajoy, pongamos por caso, sube a la tribuna de oradores del Congreso de los Diputados, espacio sagrado donde los representantes de la soberanía popular ejercen su mandamiento, abre la boca y dice… cero.

Vivo en un país en el cual el presidente del gobierno dice nada y los periódicos llenan páginas y páginas con ese vacío, sin morir en la contradicción.

En este país en el que vivo los políticos verbalizan una intención, un, qué sé yo, “vamos a crear tres millones de puestos de trabajo” pero sus ojos dicen otra cosa, sus barrigas ahítas de marisco, la contraria, y su sexo recalentado en la silla del hemiciclo no dice nada porque en ciertas ocasiones es mejor utilizar el lenguaje no verbal.

En este país en el que vivo 350 diputados pasan el día excitados porque esa excluyente condición les despierta la pulsión sexual. En cada Debate sobre el Estado de la Nación sus señorías experimentan una excitación tal que, durante unos días, vuelven a ser niños y ahí los tienen, pasando por la fase oral, la anal, la fálica y la genital sin despeinarse.

En este país en el que vivo la irrealidad son cinco millones de parados, son los niños que rebuscan en la basura, son los padres cuarentones o cincuentones que jamás volverán a trabajar, son los jóvenes sin futuro o los estudiantes con el futuro interrumpido por un máster que no podrán costearse. Son dos ancianos que mueren de inanición sin que nadie les eche de menos, sin que ninguno de los políticos que les representaban sienta vergüenza, sin que la pena les conmueva hasta el punto de presentar la dimisión.

Vivo en un país en el que, yo qué sé, por elegir un titular y para que ustedes me comprendan, Renfe recoloca en una fundación al responsable de su división de viajeros tras ahogarla en pérdidas, y en el que el concejal de Acción Social de Alicante, Antonio Ardid, del PP, en plena inflamación, declara que hay familias que ahorran porque no se van de putas. “Espero que todo el mundo entienda que nunca ha sido mi intención ofender a las mujeres que ejercen la prostitución”, señala Antonio Ardid, ya en el periodo refractario.

Vivo en un país en el que aquella Andrea Fabra, hija de Fabra, escupe un “que se jodan” a los parados, a los socialistas, a los otros, que son el infierno como seguramente ella sabe después de leer a Sartre. “Que se jodan”. Como si fuera una novedad. Como si los pobres no nos estuviéramos jodiendo desde la época de Cánovas y Sagasta y aún más. Pero les digo sinceramente que esa apetencia por la sodomía que tienen sus descendientes ya está durando demasiado.

L'Avi

L’Avi

Si te ha gustado puedes visitar nuestra página oficial de Facebook.

9 Kommentare

  1. Lidia dicen

    Gracias por el comentario, Juan Grullón. Siempre que cite la procedencia estaré encantada de que la Revista Gurb viaje a su país. Un saludo muy afectuoso y muchos éxitos.

  2. Buenas noches distinguida:

    En pocos días tendremos nuestro site en la red, por lo que nos gustaría poder colocar opiniones como esta, que en realidad parece estar escrita para los dominicanos, y pensamos que para MUCHOS otros países.

    Gracias por las atenciones que pueda dispensarle a esta.

    Mas éxitos…!!!

  3. Lidia dicen

    Gràcies, Albert. Malauradament està tot ple d’exemples de persones (polítics o no) sense vergonya però afortunadament hi ha d’altres (polítics o no) que en tenen per tots. Només cal saber discernir. D’ací no res tenim una oportunitat per a canviar les coses. Salut!

  4. Albert dicen

    Chapeau! Em sembla brillant. Crítica acurada a la política actual i als representants que tenim. Aquesta frase: “Son dos ancianos que mueren de inanición sin que nadie les eche de menos, sin que ninguno de los políticos que les representaban sienta vergüenza”. Resumeix a la perfecció. I encara he trobat que no has fet sang del capítol Villalobos i el Candy Crush.

    Salut!

  5. Lidia dicen

    Moltes gràcies, Conxa, pel teu comentari. No sé què ha passa: tu discrepes de la meua opinió però jo estic totalment d’acord amb la teua. Sobretot amb això de no deixar-nos vencer. Una abraçada.

  6. Conxa dicen

    No m’agraden les generalitzacions sobre els polítics, ni sobre els treballadors de RTVV, ni sobre cap grup. Ens tots en podem trobar de bons i roïns. I si n’hi ha polítics que no són útils no han aparegut del no-res, algú els ha votat. N’hi ha que sí que escolten, n’hi ha que sí que treballen per millorar les coses… De polítics, treballadors de RTVV, empresaris, infermeres, etc. Però no solen ser notícia. Jo sí que tinc qui em representa, i quan no ho fa bé ho manifeste i, si cal, canvie el meu vot.

    Avui, Lidia, discrepe de tu com tu discrepes de determinat estil de política que no és instrument de canvi social i que, per a mi, no és política de la de veritat. Però que és un estil encara massa acceptat per la majoria d’eixos ciutadans afectats per eixa política de pose i buidor.

    Hem de tindre clar que de nosaltres depén canviar-ho. I que això no es fa amb quatre eslògans. Però hem de ser-ne molts els convençuts. I no deixar-nos véncer.

    Fins la pròxima 😉

  7. Pingback: País de príapos

  8. Lidia dicen

    Gracias, Aurora. Tú me miras con buenos ojos… Un beso enorme.

  9. aurora dicen

    lidia de superas a ti misma cada dia muy buen articulo y sin pelos en la lengua felicidadaes besos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *