El Petardo, Humor Gráfico, Número 26, Opinión, Rosa Palo
Comentarios 4

España photoshopeada

Por Rosa Palo / Ilustración: El Petardo

ESTHER-BAEZA-(ROSA-PALO)

Rosa Palo

Kim Kardashian tiene un experto en Photoshop que le photosophea todo lo photoshopeable a razón de 100.000 dólares al año. Barato me parece: tornearme el culo a mí saldría por el doble, que si el de Lady Chatterley podía servir de apoyo al mundo, el mío puede sostener galaxias enteras y varios universos paralelos.

Pero el tipo al que Rajoy le ha encargado photoshopear España no ha sido el especialista kardashiano, ni siquiera el estajanovista que retoca las portadas de la Preysler en ¡HOLA!, sino el mismo que le hace los corta y pega a Ana Allen. Acabáramos. Y así se le ha quedado la foto: nos han puesto la cara de pandereta en el cuerpo de un hercúleo príncipe alemán, con un arco iris de fondo, algunos ponicornios y Soraya Sáenz de Santamaría con una peluca rubia cantando por “Frozen”, y nos han dicho que España es el país que más crece en Europa. Y claro, no ha colado, entre otras cosas porque Soraya, puesta de pelucón dorado, más que la Reina del Hielo parece la Pitufina.

Otro que ha hecho el curso de Photoshop con CCC es Pedro Sánchez: si Rajoy tira de desenfoque gaussiano y filtros de Instagram para difuminar las desigualdades, Sánchez pone el contraste a tope y lo tiñe todo de tonos oscuros y apocalípticos. Pero Sánchez aún utiliza peor el coño que el retoque digital: se va a Pradilla de Ebro, suelta un “¿Qué coño tiene que pasar para que Rajoy salga de la Moncloa y pise el barro?” y suena más falso que Sonia Monroy haciendo de Lady Macbeth. Hasta para decir un taco hay que tener arte, y aquí sólo lo han tenido Cela y Belén Esteban: cada vez que la de San Blas brama “Yo tengo el coño de aquí a Logroño”, sube la audiencia. Pero a Sánchez le falta intensidad, actitud y carácter. Y, sobre todo, le falta creérselo, que lo mismico le pasó a la vicepresidenta cuando intentó que se le saltaran las lágrimas al hablar de los desahucios: ni tirándose de los pelos del chumino, como decía Jimmy Giménez-Arnau que hacía Lydia Lozano, consiguió llorar. Eso les pasa por tener de profesora de interpretación a Leticia Sabater. Lee Strasberg todavía se está revolviendo en su tumba.

Y ahora, unos y otros están acojonados porque han llegado los nativos digitales, que manejan el Photoshop mucho mejor (y el Twitter, y el Facebook, y las tertulias, y los medios) y han empezado a cercarles: con una intención de voto más alta que mi índice de grasa corporal, Albert Rivera y Pablo Iglesias los están poniendo de los nervios, tanto que Rafael Hernando, en un alarde de gracia cromática y chiquitistaní, ha llamado “Naranjito” al líder de Ciudadanos, y ha dicho de Podemos que “Después de ver lo que se han llevado de Venezuela no es que sean morados, es que se han puesto morados”. Pero es lo que tiene el fin del bipartidismo y el principio del Trivial, que el Parlamento se va a llenar de quesitos de colores. De ésta, acabamos todos daltónicos.

EL PETARDO

El Petardo

Si te ha gustado puedes visitar nuestra página oficial de Facebook.

4 Kommentare

  1. Entre Floriano, niano, niano, Hernando y Casado, tenemos el club de la comedia asegurado

  2. antónima dicen

    Me parto y me troncho con usted, que no de usted. Ahora, del que me río y bien, es de Rafael Hernando.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *