Alfredo Piermattei, Humor Gráfico, Número 26, Opinión, Tonino Guitián
Deje un comentario

De elites, injusticias y Madrid

Por Tonino Guitián / Ilustración: Alfredo Piermattei

Tonino Guitián

Tonino Guitián

Corrupción. Lo auténticamente increíble no son las noticias sobre la corrupción, sino que aún sepamos –algunas veces– lo que de verdad ocurre en este país, no lo que los corruptos y corruptores intentan que creamos dado el celo y esfuerzo que ponen en borrar sus huellas y crear mundos financieros paralelos. ¡Lástima que no hayan puesto el mismo interés en que la maquinaria del Estado generara beneficios!

Sistema injusto. Una persona que cobra la máxima prestación por incapacidad y que percibe 715 euros es un gran dependiente. Este dinero es el que la Abogacía de la Generalitat Valenciana dice que debe usar para buscarse una residencia cuyo precio medio de referencia marcado por la Conselleria de Bienestar Social es de 1.500 euros. Un mayor con pensión de 366 ó 600 euros (no contributiva) se quedaría en ese caso sin la posibilidad de poder acceder a la plaza, ya que le faltarían obviamente por aportar 419 ó 185 euros, de los que no dispone, por lo que será expulsado del sistema. La situación se agrava si el dependiente es de segundo grado, porque su prestación es de 426,12 y necesitaría más de mil euros al mes de pensión para acceder a la residencia. Mayores dependientes con pagas de hasta 800 euros se quedarían también excluidos del sistema de atención. En caso de que el usuario esté en una residencia pública o concertada, independientemente de la empresa que la gestione, nunca se quedará al margen, y lo peor que puede pasarle, que no es poco, es que se quede con un mínimo mensual para gastar de 175,56 euros, el dinero de bolsillo que marca el copago y –lo peor– con unas enormes necesidades físicas, marcadas por su incapacidad, a las que no podrá hacer frente.

Emilio Botín. Conocedor de que el dinero, en frase de McLuhan, es antes que nada un medio de comunicación (el dinero es el mensaje), parecía capaz de multiplicarlo como por milagro, conjugando los intereses del banco con su deseo de hacer una España mejor, sin aspiraciones de lucimiento personal alguno, poseedor como era de un limitado protagonismo. Sufrió como nadie por las dificultades de Ferrari en la Fórmula 1, sin que ello le llevara a renunciar al esfuerzo puesto, y disfrutó como nadie con los rectores, profesores y alumnos de las universidades a las que generosamente patrocinó. Con una visión y una lucidez que habrían sorprendido al propio Mark Twain… etc, etc… (me muero de aburrimiento con la vida y hechos de San Botín).

Monarquía. Exijo guardia real y beefeaters en el palacio de la Zarzuela y demás residencias reales, para poder mirar esas mansiones como hacen los ingleses y sacarles fotos de recuerdo.

Elites. Los corporativistas no perdonan jamás, por eso son tan prudentes. Ahora bien, los corporativistas no se enteran de nada.

El túnel. “No veo la luz, solo la factura”. Esas serán mis últimas palabras.

Bolivarianos y otros milagros. Yo os aviso: muchos de esos saludables expertos en alimentación sana y natural, en experiencias sensoriales y psicológicas innovadoras y en nuevos órdenes mundiales con afición a alabar al bolivarismo, esconden a grupos ultras que necesitan adeptos. Tú mismo con tu sofismo.

Dinero público. El Consejo de Europa reclama ‘garantías’ para que las fundaciones no sean una vía de financiar partidos. Un poco tarde, quizás. Ahora somos un país que no podría existir ni comprenderse sin la figura jurídica de “La Fundación”.

Malditismo. Lo de “poeta” como desprecio ya me viene tocando un poco los estambres, pero también delata a quien lo dice.

50 sombras de algo. No sé muy bien de qué va lo de Grey, pero si eso va a regir la vida sentimental de mucha gente, a mí me pueden ir borrando. O también: después de ver Las sombras de Grey os soplo que el negocio del 2015 son las empresas de insonorización de paredes en el hogar.

Atlántico Aznar. …el expresidente de México Roberto Zedillo, el Nobel de Literatura Mario Vargas Llosa o la directora de la Real Academia de la Historia, Carmen Iglesias. Aznar ha conseguido también reunir en un “órgano asesor” y de representación a presidentes de algunas de las mayores empresas del país como Telefónica, César Alierta; Repsol, Antonio Brufau; Endesa, Borja Prado; el Banco Popular, Ángel Ron, o Mapfre, Antonio Huertas. También figuran en el consejo la consejera delegada de Bankinter, Dolores Dancausa, el consejero delegado de OHL, Josep Piqué, o el presidente de honor de Indra, Javier Monzón. Los exministros Ana Palacio, José Pedro Pérez Llorca o Abel Matutes se encuentran también en el consejo. Vargas Llosa, además, hace teatro, tócate los cojones, Manolete.

Lucha. Lo importante no es si ganas o pierdes, lo importante es que no pierdas las ganas (Juan Antonio Canta).

Hipocresía social. Ay… cuánto falso católico defensor de morales inexistentes hay en este país…

Madrid. En Madrid hay muchas soledades, una ardilla podría cruzar la ciudad colgándose de las soledades de la gente sin tener que pisar el suelo.

Más Madrid. Comprobé un hecho insólito que jamás hubiera creído porque no soy supersticioso, y es que es bien cierto que los gatos negros traen mala suerte: especialmente a los ratones, claro.

 

Alfredo Piermattei

Alfredo Piermattei

Si te ha gustado puedes visitar nuestra página oficial de Facebook.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *