Ecto Plasta, El Koko Parrilla, Humor Gráfico, Número 27, Opinión
Deje un comentario

Como un susurro

Por Ecto Plasta / Ilustración: El Koko Parrilla

Ecto Plasta

Ecto Plasta

Si Jesucristo muriese hoy en la cruz creo que tomaría la decisión de no resucitar. La Iglesia como entidad, pues siempre hay algún justo en Sodoma, es simplemente un lobby en busca de intereses que le proporcionen una parcela de poder lo más amplia posible. El problema es que siempre hay quien ve con buenos ojos un clero poderoso que ejerza de partido político clandestino y no elegido dictando (al oído como un susurro) leyes y normas.

En España, como no podía ser de otra manera, la Conferencia Episcopal vuelve a tener barra libre para hacer y deshacer a su antojo. Quizá sea un poco inocente pensar en un Cristo un poco rojeras, pero la idea de una Iglesia rancia y de derechas se me antoja perversa. Por desgracia así es, por lo menos en este país. Tenemos una Iglesia de derechas como dios (¿o fue el Caudillo?) manda.

Aunque claro, no todo iba a ser malo. Gracias al PP y a su puritanismo, nuestros niños (los que elijan la asignatura de Religión) podrán rezar de nuevo en los colegios. Reconozcan que siempre ayuda a tener la mente despierta. Desarrollarán, además, una tolerancia sin igual pues cualquier referencia a otras religiones desaparecerá del temario. Por si fuera poco, temas como la eutanasia y el aborto nunca serán debatidos. Lógicamente esto podría hacer que las inmaduras mentes de nuestros jóvenes crezcan con extrañas ideas que podrían poner en práctica en cualquier momento y lugar. Aunque según se mire es coherente porque no tiene sentido que una vida llena de contención termine de manera digna o que una mujer pueda decidir libremente, pero no seguiré por este camino de la demagogia.

Resulta difícil argumentar en estos casos en los que las cosas se ven tan claras pues uno no comprende que esta lógica no sea general (quizá sea yo el estrecho de miras). Iglesia y Estado deberían ser compartimentos estancos y aquellas enseñanzas que recurran a la fe tendrían que quedar al margen de la enseñanza pública. Es evidente que mucha otra gente lo ve de manera contraria y que según quien gobierne la balanza se inclinará irremediablemente hacia uno u otro lado, pero llama la atención que siempre consigue inclinarse un poco más cuando el partido que gobierna es de derechas o más allá.

Que siga siendo así produce cierto sonrojo, tal parece que estamos condenados a repetir una y otra vez la historia, a tropezar de manera continua con la misma piedra sin que nada de lo anterior nos enseñe lo más mínimo. Se nos llena la boca con el islamismo radical, pero permitimos que curas, obispos y cardenales sigan pronunciándose de la manera que lo hacen sin ningún tipo de pudor y nadie hace nada por remediarlo.

Esperemos (y esto sí que es tener fe) que no haya nuevas generaciones que crezcan bajo el yugo de una Iglesia machista, anticuada y retrógrada y que sea el pensamiento libre el que ilumine las mentes de nuestras futuras generaciones.

A hierro yo viví y maté
y a hierro sé que moriré,
el cielo nunca se ha equivocado.

*****

PEDRO EL KOKO PARRILLA

El Koko Parrilla

Si te ha gustado puedes visitar nuestra página oficial de Facebook.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *