Artsenal, Humor Gráfico, Número 24, Opinión, Rosa Palo
Comentarios 19

Varoufucker

Por Rosa Palo / Ilustración: Artsenal

ESTHER-BAEZA-(ROSA-PALO)

Rosa Palo

“Escribe sobre Grecia”, me dicen. Ya ven, el mundo está lleno de jefes irresponsables que encargan textos a columnistas ineptos, porque servidora lo único que es capaz de escribir acerca de Grecia es la receta de la moussaka. Eso sí, hay un griego sobre el que podría componer hasta un poema cosmogónico: Yanis Varoufakis. O Varoufucker.

Pensábamos que el guapín del gobierno griego era Alexis Tsipras, ese Clooney de provincias con entrecejo, hasta que llegó Varoufakis y se lo comió por los pies, aceitunas de Kalamata incluidas. Varoufakis es el chulo que castiga, el empotrador sin corbata, el profesor de universidad que se quita a las estudiantas de encima (o no), el macho alfa, el puto amo: Varoufakis puede llevarte en brazos cruzando el Peloponeso mientras te recita a Dylan Thomas en perfecto inglés, se bebe una botella de ouzo a morro y se caga en la madre que parió a la Troika. Varoufakis es el calvo que le va a hacer un ídem a Europa.

El tipo está tan bien plantao que podría darle boleto a Sylvester Stallone, esa señora mayor hormonada, y entrar a formar parte de Los Mercenarios 4. Lamentablemente, ese no es el caso de nuestros aspirantes con pretensiones: The Telegraph compara las pintas de Podemos con las de una banda de folk sueca (porque no han oído cantar a Monedero, que si no los compararían con Ismael y la Banda del Mirlitón). En cambio, en un periódico holandés describen el look de Varoufakis como modelo a imitar, y en The Guardian alaban su aspecto de personal normal y su descorbatamiento. Normal, a ver qué corbata encuentra para ese cuello de toro que Zeus le ha dado.

Y como Varoufakis sabe que lo peta, y le gusta, y le mola, se va de gira como una auténtica estrella del rock: Yany y sus Varoufakis European Tour. Me río yo de la concentración de Podemos del otro día; si el griego viene a España, llena el Vicente Calderón de groupies locas tirándole sujetadores al más puro estilo Jesulín a.C. (antes de Campanario), que Varoufakis levanta pasiones y nos va a dar más memes que Julio Iglesias, porque se le ve en la cara que es muy de jroña que jroña. Tanto que, si te mira fijamente, te deja preñá. En cambio, si te mira Guindos se te adelanta la menopausia.

Lo que es la vida y las tendencias, Llongueras: creíamos que la coleta había vuelto, y resulta que lo que se lleva ahora son los calvos. Los calvos orgullosos, claro, que los calvos con melena son feos y dan pena (y no les digo nada de los trasplantados, Bono mediante). ¿Veremos a Pablo Iglesias rapándose la cabeza? Yo, con verlo soltarse el pelo antes de las elecciones, ya estoy contenta. Y Varoufakis no sé si salvará a Grecia o no, que de economía entiendo lo mismo que de pavos preñaos, pero a mí, de momento, me ha salvado la columna.

Artsenal

Artsenal

 

Si te ha gustado puedes visitar nuestra página oficial de Facebook.

19 Kommentare

  1. Pingback: Varoufucker

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *