Alaminos, Ecto Plasta, Humor Gráfico, Número 24, Opinión
Deje un comentario

Grecia

Por Ecto Plasta / Ilustración: Jorge Alaminos

Ecto Plasta

Ecto Plasta

Grecia está de moda. En contra de lo que muchos quisieran es el país de la UE en el que se centran todas las miradas. Tengo la sensación de que algunos la observan deseando que las medidas que tome el nuevo Gobierno fracasen, y otros, al contrario, ven en Grecia la salvación y el cambio de rumbo de las políticas europeas que condenan a muchos países (España entre ellos) a la austeridad más absoluta. Continencia que por otra parte no ha servido absolutamente de nada, pero en la que obstinadamente insisten los dirigentes conservadores que nos gobiernan.

De tal forma, Syriza se ha convertido en el ariete que intentará doblegar a la Europa más neoliberal y sus continuos recortes. Por ahora parece que han conseguido detener a la Troika y se ha abierto un diálogo para buscar otros medios de control con los que negociar la deuda. Quizá todo sea una ilusión, hay quien sostiene que, en realidad, los hombres de negro ya han cumplido su misión y por lo tanto son prescindibles.

Con todo, resulta curioso que la deuda griega sea tan importante para Europa, pero la que los bancos tienen con los países se obvie y no se espere cobrar nunca (bancos que en muchos casos tienen beneficios y siguen desahuciando a las personas que no pueden pagar las hipotecas). En España no se cuenta con recuperar el dinero destinado al saneamiento de bancos y cajas, ya se han encargado de dejarlo bien claro. Por si fuera poco, en los últimos días hemos sabido que será el Estado el que se haga cargo de parte de la deuda (casi seguro que su totalidad) de Bankia con los preferentistas (de nuevo el PP acude al rescate de lo privado a través de lo público). Una vez más son los ciudadanos los que asumen los platos rotos de la mala gestión, pero no importa, llevamos tiempo siendo gobernados a golpe de real decreto. A estas alturas todos nos damos cuenta de que las medidas de parquedad por las que apuestan los gobiernos europeos son puramente ideológicas y nada tienen que ver con la salvación de la economía y de los ciudadanos.

El propio Obama, nada sospechoso de rojo, ni talibán izquierdista, ha dicho esta misma semana que insistir en hacer más recortes en países gravemente afectados por la crisis es un error (se refería sobre todo a Grecia). Su propio gobierno a través de políticas expansivas ha creado en los últimos años doce millones de puestos de trabajo. Y él mismo, Obama, ha reconocido que lo que ahora toca es convertir esos puestos de trabajo en puestos dignos que permitan vivir sin pasar apuros. Ya ven, el mundo al revés, el país más capitalista del mundo defendiendo puestos de trabajo dignos y Europa, paladín de la defensa de los derechos universales, ahogando a sus ciudadanos y creando unas distancias cada vez más grandes entre los ricos y el resto.

Por eso Grecia es tan importante estos días, o quizá sea más conveniente decir que lo que vaya a ocurrir en Grecia nos parece de vital importancia. Hemos convertido al país heleno en protagonista de nuestras vidas y hemos depositado en su actual gobierno las esperanzas de un posible cambio. Y no está mal que eso sea así, alguna esperanza tenemos que buscar entre tanto desatino. De todas formas, triunfen o fracasen, no implica que esa victoria o esa derrota nos vaya a afectar a nosotros. Grecia es un buen punto de partida para saber lo que puede ocurrir, pero está en nuestra mano, aunque solo sea a través de las elecciones, pues vivimos en una democrática dictadura, cambiar el rumbo de las políticas que se lleven a cabo en nuestro país.

Jorge Alaminos

Jorge Alaminos

 

Si te ha gustado puedes visitar nuestra página oficial de Facebook.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *