Alfredo Piermattei, Humor Gráfico, Lidón Barberá, Número 25, Opinión
Deje un comentario

Evadiendo (nos)

Por Lidón Barberá / Ilustración: Alfredo Piermattei

Lidón Barberá

Lidón Barberá

Cuando una no entiende de formas de esconder pasta para no pagar impuestos, no consigue entender por qué la gente se ponía tan nerviosa cuando tenía que cruzar la frontera de Andorra con pastillas de mantequilla XXL, sacos de azúcar y algún cartón de Marlboro. Quizá era por la adrenalina que provocaba la palabra ‘contrabando’ en los 80, la época de Corrupción en Miami y tal.

Intentar cruzar una frontera con un par de cartones más de tabaco de lo que estaba permitido no era, obviamente, un gran delito. Pero ya molaba cuando llegabas a España y decías que habías podido traer tabaco para toda la familia escondido en el asiento del coche. La pregunta es… ¿Y si en lugar de llevar unos inocentes cigarrillos llevabas los billetes de 5.000 pesetas escondidos en los calcetines?

Cosas como la Lista Falciani pone los pelos de punta y la mala leche a flor de piel… Pero personalmente, me pone de peor humor todavía pensar cuántos de nosotros hubiéramos estado en esa lista de haber tenido recursos y pasta por un tubo (que te da los recursos, claro). Hubiera sido como entrar en España cartones de Marlboro, pero a lo grande.

Con todo lo que indigna que las grandes fortunas evadan impuestos a través de paraísos fiscales, podríamos hacer un poco de autocrítica y plantearnos si, a pequeña escala, no estaremos haciendo lo mismo muchas veces. Pedirle al del aire acondicionado que no nos haga factura para no pagar el IVA, por ejemplo. Es una cosa pequeña que no va a ningún lado, como la mantequilla y los cigarrillos.

Al final, es cuestión de delinquir en función de nuestras posibilidades, como me dijo un día un amigo.

Alfredo Piermattei

Alfredo Piermattei

Si te ha gustado puedes visitar nuestra página oficial de Facebook.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *