Actualidad, Nacional, Número 20, Reportaje
Comentarios 2

El efecto “anticasta”

Por Redacción de Gurb

Gurb

Reportaje

Viernes, 5 de diciembre de 2014. Cuentan que los padres de Pablo Iglesias Turrión se conocieron en un acto de homenaje al líder socialista que cien años antes había fundado el PSOE. Ironías de la Historia. Como otros tantos universitarios de finales de los 70, Javier y Luisa se enamoraron entre rosas rojas, puños en alto, canciones protesta y sueños de libertad. Y ha querido el destino que el fruto de ese amor por el socialismo, ese joven político que azota a la casta sin piedad, sea precisamente quien tenga en sus manos el futuro del PSOE. Las encuestas auguran que el Partido Socialista puede sufrir una fuga de votos hacia Podemos que le llevaría  a la mayor hecatombe electoral de su historia. No podía ser de otra manera.

Nacido el 17 de octubre de 1978 en Madrid, Pablo Iglesias ha vivido la trayectoria más trepidante que haya conocido político alguno en nuestro país. Hace apenas cinco años, era un licenciado en Ciencias Políticas que como otros tantos defendía su tesis doctoral para abrirse camino en la Universidad. Hoy, es el líder con más futuro del país y muchos creen que no tardará en llegar a la Moncloa.

pablo 2 (1)

Desde sus inicios, Iglesias siempre estuvo vinculado a la izquierda española próxima a lo que se conoce como movimiento antisistema. En 2001 participó en las protestas antiglobalización, donde defendió la desobediencia civil como forma de lucha política, y su tesis doctoral versó precisamente sobre este mismo asunto.

Desde que en 2014 fundara el movimiento Podemos, tras las grandes manifestaciones del 15M, y sobre todo tras alcanzar uno de los cinco escaños al Parlamento Europeo que la formación logró en las elecciones del pasado mes de mayo, su proyección nacional e internacional no ha dejado de propagarse como la espuma. La fórmula de acatamiento de la Constitución con la que tomó posesión de su acta de diputado (“sí, prometo hasta que los ciudadanos de mi país la cambien para recuperar la soberanía y los derechos sociales”) nos ponía ante un líder de ideales inquebrantables, esa especie de suerte de mesías que muchos indignados estaban esperando con la esperanza de que les sacara del pozo de la crisis. Y aunque apenas han transcurrido siete meses de aquello, algunas sombras se ciernen ya sobre Podemos y muchos ciudadanos empiezan a dudar de un movimiento que empezó con una fuerza y una vitalidad arrolladoras. La incertidumbre la ha provocado la reciente aprobación del programa económico con el que Podemos pretende convencer a la población española de que al país le hace falta un cambio radical en sus estructuras institucionales y en su sistema económico y social. En dicho programa, los líderes de la organización, siguiendo las directrices de Pablo Iglesias, han renunciado a puntos básicos que hasta ese momento conformaban su genética ideológica. Así, los economistas de Podemos han aparcado aspectos sustantivos para las bases como la suspensión del pago de la deuda externa, la aplicación de una renta universal básica y la jubilación a los 60 años. Para buena parte del electorado del partido, esta abdicación de principios básicos supone una moderación excesiva y el primer peligroso escoramiento hacia el ala derecha que tan malas experiencias llevó en otros tiempos a partidos de izquierdas como el PSOE. Este esbozo de programa ha supuesto la primera gran frustración de unos militantes que veían cómo su líder remaba hasta ahora con viento firme, sin concesiones al neoliberalismo salvaje, al que culpan de todos los males de la humanidad.

pablo 3

¿Pero quién es realmente Pablo Iglesias? Sus padres le pusieron ese nombre en honor al fundador del socialismo español. A su tío-abuelo materno lo fusilaron en la Guerra Civil. Su abuelo paterno, socialista y comandante del Ejército de la República, fue condenado a muerte y pasó cinco años en prisión. Su madre, una abogada laboralista, la primera de su familia que llegó a la Universidad, militó en la clandestinidad, al igual que su padre, que conoció la cárcel durante la dictadura franquista y que según su hijo fue miembro del FRAP.

Hijo único criado en Vallecas, cursó estudios en el Instituto Juana de Castilla, en el barrio de Moratalaz, donde destacan sus intervenciones en las clases de Ética. Posteriormente se licenciaría en Derecho (2001) y en Ciencia Política con premio extraordinario (2004), por la Universidad Complutense de Madrid, donde además obtuvo el doctorado (2008), con una tesis sobre la acción colectiva postnacional. Realizó estudios de posgrado incluyendo los máster en Humanidades (2010) por la Universidad Carlos III, y Arts in Communication (2011) por el European Graduate School (Suiza). Es profesor de Ciencias Políticas en la Universidad Complutense de Madrid.

Posicionado políticamente en la extrema izquierda desde muy joven, se inició como militante a los 14 años en la Unión de Juventudes Comunistas de España (UJCE), organización en la que permaneció hasta los 21. Fue vocal del Consejo Ejecutivo de la Fundación Centro de Estudios Políticos y Sociales (Fundación CEPS), organización dedicada a la producción de pensamiento crítico para fomentar políticas de izquierdas.

Ha colaborado como articulista en diarios como Público, Kaosenlared, Diagonal y Rebelión. En 2003 dio comienzo en Tele K, a un programa dedicado a la política titulado La Tuerka, que se trasladó al Canal 33 para emitir en directo. Desde enero de 2013, presentó un programa de similar contenido: Fort Apache, en la cadena de la capital iraní Hispan TV. En mayo de ese mismo año, se inició como comentarista y polemista político en el programa El Gato al Agua, de la cadena de derechas Intereconomía, debutando con el tema de la convocatoria de Rodea el Congreso.  Después de esta participación, se convirtió en colaborador habitual en tertulias políticas como la de El Gato al Agua, El cascabel al gato (13 TV), La Sexta Noche (La Sexta), Las Mañanas de Cuatro y 24h Noche (24 horas). En octubre de 2013 fue galardonado con el Premio «Enfocados» de Periodismo por el departamento de Periodismo y Comunicación Audiovisual de la Universidad Carlos III de Madrid y la Coordinadora ONG para el Desarrollo-España, por su contribución al cambio social, que compartió con los periodistas Ignacio Escolar y Jordi Évole en la categoría individual. Se convirtió en director de contenidos y creatividad de Producciones Con Mano Izquierda (CMI).

En el mes de enero de 2014 presentó el movimiento Podemos con la intención de presentarse a las elecciones europeas de ese mismo año, siendo el candidato más votado en las primarias abiertas. El 25 de mayo, este movimiento logró cinco escaños en las elecciones al Parlamento Europeo, convirtiéndose en una sorpresa debido a los 1.245.948 votos (casi el 8%) que recibió y a su corta carrera de tan solo 4 meses de actividad política.

El 15 de noviembre de 2014, diez meses después de fundar la formación, Pablo Iglesias fue proclamado primer secretario general de la historia del partido (con 95.311 votos, el 88,6% de los apoyos) en un acto celebrado en el Teatro Nuevo Apolo de Madrid, en el que también se dieron a conocer al resto de miembros de la dirección de Podemos (Consejo Ciudadano y Comisión de Garantías), entre los que se encuentran Carlos Jiménez Villarejo, Juan Carlos Monedero, Íñigo Errejón, Carolina Bescansa y Luis Alegre, entre otros.

pablo 4

Relacionado con Tania Sánchez Melero, antigua concejal del Ayuntamiento de Rivas-Vaciamadrid y diputada de Izquierda Unida en la Asamblea de Madrid, sus constantes apariciones en los programas de La Sexta le han granjeado gran popularidad y hoy media España lo conoce como ‘El Coletas’.  Desde su irrupción como líder de Podemos, Pablo Iglesias ha sufrido diferentes ataques y acusaciones por parte de periodistas y políticos pertenecientes a la derecha. Su ascenso meteórico y su potente carisma ha infundido temor en las filas del nuevo PSOE de Pedro Sánchez, que tampoco ha escatimado a la hora de repartir estopa contra Pablo Iglesias.

Sus debates en La Sexta Noche a menudo han termiando en enfrentamientos con los periodistas de la derecha como Alfonso Rojo, a quien interpuso una denuncia por llamarle «chorizo» y «mangante», o Eduardo Inda, contra quien se querelló por acusarle de haber recibido financiación ilegal de Venezuela y de ser simpatizante de ETA. También ha protagonizado acalorados debates con la presidenta del Partido Popular en la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre.

La acusación general que se le hace a Pablo Iglesias es haber caído en manos del populismo radical, algo que Iglesias siempre ha negado con rotundidad. “Me llaman populista quienes visten a Cañete de granjero y lo suben a un tractor”, ha llegado a decir en su defensa. Populismo o no, lo cierto es que mientras en Europa el desencanto de la población se ha canalizado hacia partidos de extrema derecha, como ha ocurrido en Francia y Austria, en España este movimiento social que parte de los indignados se ha traducido en una propuesta de izquierdas y demócrata como es Podemos, que además cautiva también al votante de centro derecha del PP. Quizá sea por eso, por ese efecto “anticasta” de Iglesias, que todos andan con el miedo en el cuerpo.

Obras

2007 – Bolivia en Movimiento. Acción colectiva y poder político
2009 – Multitud y acción colectiva postnacional
2011 – Desobedientes
2011 – ¡Que no nos representan!: El debate sobre el sistema electoral español
2013 – Cuando las películas votan. Lecciones de ciencias sociales a través del cine
2013 – Maquiavelo frente a la gran pantalla. Cine y política
2013 – Abajo el Régimen
2014 – Ganar o morir. Lecciones políticas de Juego de Tronos
2014 – Disputar la democracia. Política para tiempos de crisis

Cargos

Secretario general de Podemos
Desde el 15 de noviembre de 2014

Diputado del Parlamento europeo
Desde el 1 de julio de 2014

2 Kommentare

  1. Revista Gurb dicen

    Gracias por tu comentario Pedro y por seguirnos habitualmente.

  2. Pedro Carrasco Pérez dicen

    Ya era hora de que alguien nos pusiese la biografía de Pablo…..ehhhmmm , su padre del F.R.A.P? Aquí en Murcia nos suenan mucho esas siglas por desgracia para un chaval, que no era más que eso, que un chaval universitario al que el franquismo lo hizo pasar por etarra y ostenta el triste “honor” de pertenecer a los últimos fusilados por el franquismo cuando éste agonizaba en 1.975. Cayeron 3 del F.R.A.P y dos de E.T.A , pero hasta en la muerte había casta para hacer parecer que los fusilados eran todos terroristas. Los chavales del F.R.A.P “in memorian”

    P.D. La pistola con la que atracaron era tan vieja que ni siquiera apuntaban, pues les podía explotar en las manos. Y con todo “No a la violencia”, no a la muerte de personas por ideología. Ésta se pelea en la calle y las bajas no se cubren con más bajas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *