Lidón Barberá, Número 20, Opinión
Deje un comentario

Carne de memes

Por Lidón Barberá

Hubo un tiempo en que dar bien a cámara, ser cariñoso con las jubiladas y tener buena mano con los bebés era garantía de éxito mediático y muy posiblemente electoral. Hoy, hay quien sigue empecinado en arrasar en las urnas a base de fotos estáticas inaugurando semáforos y dando ruedas de prensa en formato plasma. Se entiende el vídeo marketing como una declaración teatralizada mirando a cámara, como en otros tiempos. Pero no, el chollo es que te toque un político que sea carne de meme y no solo eso, sino que parezca alimentarlo.

Casi hasta la aparición del Pequeño Nicolás, Pablo Iglesias fue uno de los reyes de los memes en España. Desde su coronación como Rey de España al champú ‘anticasta’, o su transformación en modelo de los catálogos de ropa de Alcampo… Pablo Iglesias estaba en todas partes, en todos los grupos de Whatsapp, en todos los muros de Facebook y en todos los timelines de Twitter. Y donde los partidos grandes harían desaparecer (si pudieran) a cada tuitero con un poco de mala baba, en Podemos van y empiezan a retuitearlo, a reírse de ellos mismos.

Quizá esa sea la diferencia, al menos por el momento, de Podemos. Parece que ahora no molesta reírse ni dar cancha a una serie de críticas que, aunque se disfracen de meme gracioso, no dejan de ser un reflejo de lo que dice la gente de la calle. Es lo mejor cuando apenas tienes nada que perder.

Qué pasará a partir de ahora, cuando las cosas se pongan serias de cara a las elecciones municipales y autonómicas de 2015, es otra cosa. Si los candidatos de Podemos en cada una de las circunscripciones serán capaces de aguantar el nivel, es otra. Porque el que es carne de meme es Pablo Iglesias Turrión, con nombre y apellidos.

9 Bol_jUpCMAALMwo

En el blog Verne, de El País, han recopilado  muchos más memes que yo.

Lidón Barberá

Lidón Barberá

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *