Artsenal, Humor Gráfico, Número 18, Opinión, Paco Sánchez
Deje un comentario

El pedo catalán

Por Paco Sánchez / Ilustración: Artsenal

Año 2025. Cataluña es independiente. El presidente del Gobierno catalán es Oriol Pujol i Ferrusola, político reinsertado tras ocho años de inhabilitación por el caso ITV e hijo del ex ‘molt honorable’ Pujol padre. El jefe del clan Pujol vive un retiro dorado en Andorra, mientras que el que en su momento fue su delfín, Artur Mas, lleva varios años huido a Latinoamérica y se cree que se ocultó en Venezuela tras un oscuro asunto de cuentas bancarias en Liechtenstein. Oriol Junqueras, exlíder de Esquerra Republicana de Cataluña, abandonó su carrera política hace unos años “cansado de tanto mamoneo” y regresó a su puesto de profesor en la universidad. Mariano Rajoy pasó a ser un cadáver político tras las elecciones generales de 2016 y ocupa un sillón en el Consejo de Estado junto a José Luis Rodríguez Zapatero.

Vaya forma de hacer futurología Gurb, pero si pareces Aramís Fuster, el mismísimo Rappel o cualquier otro vidente chiquilicuatre de tres al cuarto. De paso, me podrías decir si España volvió a ganar Eurovisión antes de 2025.

Te lo puedes tomar a cachondeo terrícola, pero que sepas que los marcianos sí podemos ver el futuro con nitidez y con más de un 99’9 por ciento de probabilidades de acertar. Lo único que no veo claro en ese horizonte temporal de algo más de diez años es si el Barça va a ganar otra Champions.

Vale, no te pongas así. Te concedo el beneficio de la duda Gurb. La verdad es que me intriga este juego. Me pica la curiosidad. ¿Cómo es esa Cataluña independiente? ¿Son más felices los catalanes y viven mejor estando fuera de España?

La cosa va por barrios. Por ejemplo, en Barcelona la gente vive muy bien en Pedralbes o en Sarrià-Sant Gervasi, mientras que en Marina del Prat Vermell o en la Trinitat Vella los vecinos las están pasando canutas. Igual que hace once años, pero las diferencias entre ricos y pobres se han incrementado todavía más. La Cataluña independiente no es muy distinta a la que pertenecía a España. Es verdad que ahora se ven muchas más esteladas en todos los sitios, pero no se ponen de acuerdo sobre cuál es la que debe ondear en los edificios oficiales. Como ya sabrás terrícola, y si no lo sabes te lo cuento, hay tres tipos de banderas esteladas: la blava (azul), la vermella (roja) y la verda (verde). La blava es la original de 1908 y la que defienden los sectores del nacionalismo catalán e independentistas de ideología no marxista. La vermella, que tiene la estrella de color rojo, es la más de izquierdas y fue promovida por el Partit Socialista d’Alliberament Nacional (PSAN) en los años 1970. La verda, que tiene el triángulo verde, es una bandera independentista de lucha pacífica, surgida en 2008 para reivindicar también la Tierra y la Naturaleza, por un país ecologista, animalista y humanista. Algunos se pasan el día cambiando una bandera por otra y hay trifulcas de vez en cuando.

Gurb, ¿se ha acabado ya con la corrupción en Cataluña?

Dicen que están en ello, pero cada cierto tiempo saltan a la luz escándalos de altos cargos que se han llevado los dineros a Andorra, a Suiza o a España. Sí, sí, como oyes, a España también, a fondos de inversión opacos para el blanqueo.

Gurb, cada vez entiendo menos este mundo y estas cosas del nacionalismo. No sé si el vasco Pío Baroja estaba totalmente en lo cierto cuando dijo que el nacionalismo se cura viajando, pero cada vez estoy más convencido de lo que afirmaba el escritor catalán Josep Pla: “El nacionalismo es como un pedo, solo le gusta al que se lo tira”.

Paco Sánchez

Paco Sánchez

Artsenal

Artsenal

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *