Artsenal, Ecto Plasta, Humor Gráfico, Número 17, Opinión
Deje un comentario

Rajoy “El Destructor”

Cara de Ajuste (Rajoy), por Artsenal

Por Ecto Plasta / Ilustración: Artsenal

Sería justo que Rajoy, de nombre Mariano, pasase a la historia como Rajoy ‘el Destructor’ un poco como Conan, pero sin músculos, con barba y gafas y sin esa leyenda de grandeza que acompañaba al bárbaro nacido en Cimmeria. Ha destruido o ha comenzado el proceso de destrucción de todo en lo que ha puesto su mano, incluso su pensamiento. Hasta sus promesas ha roto, aquellas que hizo hace ya tanto tiempo y es que nunca cuatro años fueron tan largos. Bienaventurados los que le creyeron.

Entre sus logros está el haber acabado con la radio televisión pública, curioso en un hombre que no deja de quejarse de la herencia recibida. Si algo bueno hizo Zapatero (algunas cosas buenas hizo) fue conseguir que la televisión y la radio que pagamos todos, fuesen, efectivamente, de todos. Las cifras de audiencia, crecientes en cada encuesta de medios, atestiguaban que el modelo funcionaba. Sin embargo, Don Mariano y su gobierno debieron pensar que todo aquello olía a rojerío peligroso y no dejaron títere con cabeza. El proceso destructivo había comenzado y al poco las audiencias caían en picado. Para ser sincero no le di ninguna oportunidad al nuevo equipo y como amante despechado me fui a la competencia. Polarizada como estaba –y como está– busqué a los más afines a mi pensamiento por aquello de desayunar con cierta tranquilidad. Quizá sea esa la parte injusta, pero cuando los medios públicos se utilizan como centros de propaganda o surge la duda de que pueda ser así ni siquiera damos la oportunidad a que se demuestre lo contrario. Esto sucede porque estamos habituados a que los políticos utilicen radios y televisiones como instrumento político. No hace falta profundizar mucho para comprobar que esto es así.

Por desgracia en el mundo capitalista en el que vivimos disponer de una radio y una televisión públicas objetivas y de calidad debería ser un derecho y una obligación, pero no es así, por lo menos en España, país tan acostumbrado a la censura, al enchufe y a los favores. Las emisoras y televisiones comerciales son cada día más partidistas y, además, nadie muerde la mano del que le da de comer. ¿Alguien ha escuchado alguna vez alguna mala noticia relacionada con El Corte Inglés? Yo nunca, desde luego.

A estas alturas el periodismo honesto es una profesión en peligro de extinción y los que la practican son sujetos peligrosos que deben ser eliminados. Y si no que se lo digan a ‘Carne Cruda’ que ha tenido que recurrir al crowdfunding, es decir, al micro mecenazgo, para seguir haciendo periodismo. Curiosamente han conseguido suficiente dinero para seguir en un país en el que todos somos sospechosos “del todo gratis”. Alguien debería pensar que quizá, el público, está empezando a estar harto de ciertas cosas, por no decir de casi todo.



Ecto Plasta

Ecto Plasta

Artsenal

Artsenal

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *