Ciencia, Tecnología
Deje un comentario

¿Nos mandarán los robots al paro?

Por Sergio Parra. Viernes, 3 de octubre de 2014

En el mundo hay más de 1,5 millones de robots empleados, con un valor de mercado de 26.000 millones de dólares. Según un reciente estudio del MIT, en 2013 la industria ha adquirido más autómatas que en cualquier año anterior. Así pues, cabe suponer que esta sustitución tecnológica de seres humanos por máquinas está incrementando el paro laboral cada vez a mayor velocidad.

Sin embargo, la respuesta no es taxativa. Hay áreas donde sí se aprecia este fenómeno, e incluso los distintos países registran una caída de la fuerza de trabajo humana. En el caso de España, desde 2009 se han destruido puestos de trabajo al mismo ritmo que se incorporaban robots a las industrias.

robot-brain

¿Y los humanos?

Todos esos robots pueden trabajar las 24 horas del día, los siete días de la semana, y no suelen ni cometer errores, ni ponerse enfermos, ni declararse en huelga (de momento). Ante este panorama, pues, los trabajadores (humanos) poco cualificados parecen condenados al fracaso.

Sin embargo, no es la primera vez en la Historia que los humanos son sustituidos masivamente por máquinas, ya sucedió en el pasado y no se registró ningún cataclismo, tal como explica Peter H. Diamandis en su libro Abundancia:

“En 1862, el 90 por ciento de la fuerza de trabajo en Estados Unidos eran campesinos. En los años treinta la cifra era del 21 por ciento. Hoy en día es de menos del 2. ¿Qué pasó, pues, con los trabajos en el campo que fueron automatizados? Nada especial. Los viejos puestos de trabajo de baja cualificación fueron sustituidos por nuevos trabajos más especializados, y se formó a la fuerza de trabajo para que los desempeñara. Este es el camino del progreso”.

Tal como señala Vivek Wadhaw, director de investigación del Centro del Espíritu Empresarial de la Universidad de Duke:

“Los trabajos que pueden ser automatizados siempre están en peligro. El desafío de la sociedad es mantener en funcionamiento la escalera que permite ascender a ámbitos más elevados. Necesitamos crear nuevos empleos que utilicen la creatividad en lugar del trabajo humano. Admito que es difícil imaginar los trabaos del futuro, porque no tenemos ni idea de lo que permitirán las nuevas tecnologías. Dudo que alguien hubiera podido predecir hace dos décadas que un país como la India pasaría de ser visto como territorio de mendigos y encantadores de serpientes a una amenaza para el empleo del mundo desarrollado. Los estadounidenses ya no dicen a sus hijos que piensen en los indios que se mueren de hambre antes de dejarse la comida en el plato, les dicen que estudien matemáticas y ciencias o los indios se quedarán con los empleos cualificados”.

c2f516a0a1f62dfc116fe19f7943-grande

Una vida sin trabajo

Con todo, el abaratamiento que proporciona la tecnología, desde la impresión 3D, la información a través de Internet, y otras, puede permitir que mucha gente viva sin trabajar en el futuro, o sin trabajar tanto como lo hace ahora, repartiéndose así las horas laborales entre más personas. En palabras del experto en inteligencia artificial Neil Jacobstein:

“Las tecnologías exponenciales acabarán permitiendo que la gente no necesite trabajar para tener un nivel de vida alto. La gente tendrá muchas opciones de utilizar su tiempo y desarrollarse a su manera, desde el ocio asociado normalmente con la jubilación, hasta el arte, la música o incluso la recuperación del medio ambiente. Se dará menos importancia a acumular dinero y más en contribuir a la colectividad o, al menos, a tener una vida interesante”.

*****

Blog del autor:  Xataka Ciencia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *