Alaminos, Ecto Plasta, Humor Gráfico, Número 15, Opinión
1 comentario

Espacio, agujeros negros y viajes interestelares

Por Ecto Plasta / Ilustración: Jorge Alaminos

El espacio, referido al universo, siempre ha creado gran expectación entre la especie humana. Mirar al cielo estrellado siempre nos sume en una ensoñación que nos hace elucubrar sobre si estamos solos en el universo o qué hay más allá de nuestra galaxia. ¿Será habitable Marte? ¿Seremos capaces de encontrar otros planetas con vida o habitables? ¿Habrá llegado el hombre realmente a la Luna? Todas esas preguntas surgen automáticamente y filósofos, científicos e incluso escritores han intentado, cada uno a su manera, responderlas. A pesar de tantos esfuerzos creo que en pleno siglo XXI la mayoría de ellas siguen siendo grandes incógnitas.

Hemos enviado sondas espaciales a explorar la galaxia y hemos hecho grandes avances en la física cuántica: el bosón de Higgs, agujeros negros, etc. pero creo que no sabemos más de nosotros mismos que los primeros filósofos griegos. Seamos o no creyentes, la existencia de Dios no puede ser demostrada, pero tampoco puede ser demostrada su inexistencia, lo que nos lleva a saber tanto de nuestra aparición en la Tierra y de cómo evolucionamos hace miles de años. Bien es cierto que los datos científicos cada vez nos alejan más de la creencia de un Dios creador, pero siempre queda esa duda que se plantea al darnos cuenta de la gran cantidad de casualidades que han sido necesarias para que la Tierra y la vida que contiene fueran posibles. A lo mejor esta duda sólo la tenemos aquellos que hemos recibido una educación más o menos cristiana y es que en España la tan necesaria separación entre Estado e Iglesia es un imposible, sobre todo hoy en día con los políticos que nos gobiernan que uno no sabe si son políticos o son beatos a las órdenes de la Conferencia Episcopal.

De todas maneras volvamos al tema que quería tratar, que no es otro que de lo misteriosos que me han resultado siempre los agujeros negros. Supongo que mi incapacidad para comprender lo más básico de la física cuántica incrementa esa fascinación por lo que representan que no es otra cosa que la nada, o quizá sea el todo pues nada escapa a su profunda oscuridad. Giran en torno a ellos mitos como los viajes en el tiempo o el acceso a diferentes realidades y dimensiones. Hasta los términos asociados a ellos son sugerentes, ¿qué me dicen del horizonte de sucesos? Según la teoría de la relatividad es la hipersuperficie frontera del espacio-tiempo de tal manera que lo que sucede a un lado de ella no puede afectar a quien está al otro lado. Nada dentro de esta superficie puede escapar, salvo que lo haga a una velocidad superior a la de la luz, lo que teóricamente no es posible. Siendo uno aficionado a la ciencia ficción todo esto abre un mundo de posibilidades, de hipótesis, de figuraciones y, como decía al principio, de ensoñaciones que me llevan a pensar que apenas sabemos nada de lo que nos rodea.

Supongo que uno podría sumergirse en la wikipedia durante varias vidas yendo de enlace en enlace tratando de comprender qué es lo que pasa ahí fuera. Tratando de comprender la inmensidad del Universo. Imaginando cómo sería la conquista del espacio. Conocer nuevas civilizaciones. Viajar a nuevas dimensiones en las que quizá los humanos fuésemos más justos. Ver la tierra desde el espacio. Visitar la cara oculta de la Luna. Pelear contra una especie de aliens asesinos. Descubrir qué es lo que estamos haciendo aquí, qué sentido tiene todo esto y volver de todas esas aventuras diciendo aquello de: “He visto cosas que jamás creeríais…”

1 Kommentare

  1. tonyon dicen

    …viajar a las estrellas (imprescindible)… Ir a las estrellas no solo es (será) posible, sino que además es Necesario: Dentro de “unos” millones de años…el Sol, agotada su reserva de Hidrógeno…empezará a fusionar Helio…se convertirá en una gigante roja…engullirá a la Tierra… Ese es el Tiempo que tienen los seres Humanos para dejar de ser una especie en vías de extinción… La Tierra solo es un grano de arena en la playa del Universo…el Espacio exterior nos llama… ((teclear: viaje interestelar aceleración constante))

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *