Ciencia, Número 13, Reportaje, Tierra y Clima
Deje un comentario

El tiempo se acaba

gurb 2 Reportaje

Redacción/Fotos: Martínez/Guillén. Viernes, 29 de agosto de 2014

 El impacto del calentamiento global es probablemente “grave, generalizado e irreversible”, según un informe elaborado por Naciones Unidas. Científicos y funcionarios reunidos en Japón publicaron la evaluación más exhaustiva hasta la fecha del impacto del cambio climático en el mundo. Integrantes del panel del clima de Naciones Unidas dicen que su informe brinda pruebas abrumadoras de la escala de estos efectos.

Los sistemas naturales se están llevando la peor parte actualmente, pero los científicos temen un creciente impacto en los seres humanos. Es probable que nuestra salud, nuestras casas, nuestros alimentos y nuestra seguridad se vean amenazadas por temperaturas cada vez más altas, señala el documento.

El informe fue acordado después de casi una semana de intensas discusiones en Yokohama. Este es el segundo de una serie del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC, por sus siglas en inglés) este año, que bosqueja las causas, los efectos y las soluciones al calentamiento global.

Este último documento, el resumen para responsables políticos, pone de relieve el hecho de que la cantidad de evidencias científicas sobre el impacto del calentamiento casi se ha duplicado desde el informe anterior, de 2007.

“Severos, generalizados e irreversibles”

Los científicos temen un creciente impacto del calentamiento global en los seres humanos. Trátese del derretimiento de los glaciares o del calentamiento de la capa de hielo permanente de las regiones más frías, el estudio subraya el hecho de que en todos los continentes y océanos los cambios en el clima han impactado gravemente contra los sistemas naturales y humanos durante las últimas décadas. En palabras del informe, “las crecientes magnitudes del calentamiento aumentan la probabilidad de impactos severos, generalizados e irreversibles”.

“Antes de esto pensábamos que sabíamos que esto estaba pasando, pero ahora tenemos pruebas contundentes de que está ocurriendo y es real”, afirma el doctor Saleemul Huq, autor principal de uno de los capítulos. El informe detalla impactos significativos a corto plazo sobre los sistemas naturales en los próximos 20 a 30 años. Detalla cinco razones para preocuparnos.

MARCIAL GUILLEN 2-

Estas incluyen amenazas a sistemas únicos como el hielo y los arrecifes coralinos del océano Ártico, donde se dice que los riesgos subirán a “muy altos” con un aumento de 2° C en las temperaturas. El documento también bosqueja el impacto en los mares y sistemas de agua dulce. Los océanos serán más ácidos, amenazando los corales y las muchas especies que albergan.

Animales, plantas y otras especies comenzarán a mudarse a terrenos más altos o hacia los polos, conforme se eleve el mercurio. Los seres humanos también se verán cada vez más afectados, a medida que avance el siglo.

Riesgo alimentario

La seguridad alimentaria es resaltada como un área de preocupación significativa. Las cosechas de maíz, arroz y trigo se vreán muy dañadas en el periodo que termine en 2050, mostrando pérdidas de más de 25% en una décima parte de las proyecciones. Después de esta fecha, aumentará el riesgo de impactos más severos, ya que los ciclos de auge y caída afectan a muchas regiones. Al mismo tiempo, subirá la demanda por alimentos de una población que se calcula en unos 9.000 millones a mediados de siglo.

Numerosas especies de peces, una fuente crucial de alimentos para muchos países, también se mudarán a aguas más cálidas. En algunas partes de los trópicos y la Antártica, la pesca potencial podría declinar en más del 50%. “Esta es una evaluación serena”, expresó el profesor Neil Adger, de la Universidad de Exeter (Reino Unido), otro autor del IPCC. “Si nos proyectamos hacia el futuro, los riesgos no sólo aumentan para la gente, sino en las cosechas, en la disponibilidad de agua y, particularmente, en los medios de subsistencia de la gente”.

Millones de personas se verán afectadas por inundaciones en todo el planeta y la mortalidad relacionada con el calor aumentará significativamente. El informe advierte de nuevos riesgos, incluida la amenaza a quienes trabajan a la intemperie, como los agricultores y trabajadores de la construcción. Existe gran preocupación por las migraciones vinculadas al cambio climático, así como a los conflictos y la seguridad nacional.

Mientras que es probable que los países más pobres sufran más a corto plazo, los más desarrollados tampoco se escaparán. “Los ricos tendrán que pensar sobre el cambio climático, lo estamos viendo en Reino Unido, con las inundaciones de hace pocos meses, las tormentas que tuvimos en Estados Unidos y la sequía en California”, dice Huq. “Estos son gastos multimillonarios por los que los ricos tendrán que pagar”, añade. Pero no todos son malas noticias, como indica el copresidente del grupo de trabajo que redactó el informe.

“Creo que realmente el gran avance en este informe es la nueva idea de pensar sobre el manejo del cambio climático como un problema en riesgos administrativos”, afirma el doctor Chris Field. “El cambio climático es realmente importante pero tenemos un montón de herramientas para lidiar efectivamente con él; simplemente necesitamos ser inteligentes al respecto”. El documento pone un énfasis mucho mayor en adaptar los impactos del clima. El problema, como siempre, es quién paga la cuenta. “No depende del IPCC definir eso”, dice el doctor Jose Morengo, funcionario del gobierno de Brasil que estuvo en las conversaciones. “El informe brinda la base científica para decir que ésta es la cuenta, alguien tiene que pagar y con los fundamentos científicos es relativamente más fácil ahora acudir a las negociaciones sobre el clima en la Convención Marco de la ONU sobre el Cambio Climático y comenzar a llegar a acuerdos sobre quién pagará por la adaptación”.

Infografía: Efe

Infografía: Efe

♦ Siete efectos del cambio climático

1 . El cambio climático y la agricultura no harán buenas migas.

El cambio climático ya está afectando negativamente el rendimiento de los cultivos, y esta tendencia probablemente continuará. A pesar de los esfuerzos de adaptación, el fenómeno reducirá el rendimiento mediano de las cosechas hasta en un 2 % por década en 2100, en comparación con un mundo sin cambio climático.

2. El cambio climático está aquí para quedarse: la elección entre mitigación y adaptación ya no existe.

Estas dos categorías, mitigación y adaptación, solían analizarse por separado en las discusiones sobre el cambio climático. Mientras que mitigación implica la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero para disminuir la gravedad del impacto del cambio climático, adaptación se refiere a las medidas que se toman para hacerle frente. Esa diferencia ya no existe.

3. Como siempre, las poblaciones más depauperadas y vulnerables sufrirán más por el cambio climático.

Los países pobres, en particular aquellos en vías de desarrollo y cerca de los trópicos, así como las poblaciones pobres y vulnerables de países ricos, son los más propensos a sufrir las consecuencias más graves del cambio climático. No sólo eso, sino que el calentamiento global será un obstáculo añadido para escapar de la pobreza, aumentando la inseguridad alimentaria y desencadenando nuevas trampas de pobreza, sobre todo en zonas urbanas desfavorecidas y en nuevas áreas de hambrunas frecuentes. Además, los gases de efecto invernadero serán sólo uno de los diversos factores de vulnerabilidad frente al cambio climático, entre otros la desigualdad socioeconómica o el crecimiento demográfico costero.

4. Un calentamiento globalizado a niveles altos y extremos tendrá mayor riesgo de desencadenar “puntos de no retorno”.

Un aumento de la temperatura media de la superficie terrestre de 4 ºC o más hará que la probabilidad de impactos climáticos más graves y generalizados sea mucho mayor. Los investigadores saben que en el pasado la capa de hielo de Groenlandia y partes de la Antártida se derritieron rápidamente al llegar el clima a un punto determinado. Sin embargo, no existe consenso sobre dicho punto.

5. El calentamiento global será perjudicial para la economía.

Un calentamiento global superior a los 2,5 grados por encima de los niveles pre-industriales podría llevar a “pérdidas económicas agregadas globales” de entre el 0,2% y el 2,0% del PIB. Esta estimación es prudente, ya que las estimaciones de impacto económico son “incompletas y dependen de un gran número de supuestos, muchos de los cuales son discutibles”.

6. El calentamiento global es probable que conduzca a un mayor estrés hídrico.

Uno de los efectos más conocidos del calentamiento global es la intensificación del ciclo del agua: con temperaturas del aire más altas se produce un aumento de los niveles de evaporación de los océanos y del suelo, de donde más vapor de agua atmosférico contribuye a precipitaciones más intensas y frecuentes. Periodos de sequía e inundaciones se alternarán sin control.

7. El aumento del nivel del mar y las tormentas inundarán ciudades costeras y forzarán a millones de personas a dejar sus hogares.

Una de las conclusiones más graves de todo el informe se refiere a los impactos que tendrá el aumento del nivel del mar y las inundaciones en las costas de Asia, especialmente en áreas de rápido crecimiento: “Cientos de millones de personas se verán afectadas por inundaciones costeras y se verán forzadas a desplazarse al perder sus tierras, en su mayoría en el este, sudeste y el sur de Asia”, según el informe de la ONU.

*****

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *