Carmen Fernández, Humor Gráfico, LaRataGris, Número 9, Opinión
Comentarios 2

Cartas de una “traviata”

Por Carmen Fernández / Viñeta: LaRataGris

Querido Romeo:

Ya lo han decidido. Adiós a la Complutense, a la Bioquímica y a Kant. También a ti mi querido Montecchio, el amor es un privilegio solo apto para mediocres, me dicen. Es por el bien de esta noble familia-de-bien. Sé que tan imposible es avivar la lumbre con nieve, como apagar el fuego del amor con palabras, pero así ha de ser. Dice mamá que un recién licenciado en Derecho es poco para mí, que acabarás como un muerto de hambre trabajando en el McDonald’s y yo haciendo camas de motel por cuatro monedas mientras canto el Sempre libera y limpio el polvo de esos terribles bodegones decimonónicos que cuelgan de las sucias paredes. Que acabaré como matrona de tres mocosos llorones. Que con todos mis títulos y honores, arrastraré la carga de casarme contigo, encorvada por las canas, las arrugas y la celulitis antes de llegar a los cuarenta. No. Yo con eso no puedo, mi querido Romeo. Sabes que lucharía por nuestro amor cual fiera Diana vengativa pero esas amenazas maternas han quebrado mi espíritu. Ya lo han decidido. Seré la nueva musa de J.J. y entraré en la galaxia del famoseo por la puerta grande. Mañana mismo partiré a Paracuellos del Jarama para aprender con la mejor. Dejemos que nuestros afligidos corazones olviden con el paso de Cronos.

Esta que te quiere, Julieta Capuleto.

****

Querido Romeo:

Apenas hace cinco ciclos que los corceles flamígeros de Faetón recorrieron la bóveda y aún mi mente sigue recordando tu nombre. Continúo dando clases, aprendiendo mi nueva misión en el mundo y preparándome para el gran día. Dicen que soy mala alumna, que tengo que involucionar. Se acabó el teatro, Proust y el chardonnay que tanto nos gustaba y de las exquisitas comedias de Billy Wilder ni oír hablar. Que el chándal es un honrosa prenda y combinada con calzado de tacón ofrece una estampa atractiva para los que serán mis más fieles seguidores. Que un aparente descuidado moño con mechones de cabello desfilados y cardados a la manera de un plumero enmarcan el suave óvalo de mi piel, realzado por polvos y perfúmenes de vivos colores. ¡Ay mi señor, dueño de mi corazón! Esto es más difícil de lo que imaginé. También recibo clases de dicción y protocolo, pues mi voz, esa que tú decías era más melodiosa que el trinar del ruiseñor, más suave que la seda, dicen que ha de quebrarse, manifestar carácter, declamar y entonar con vigor y brío mientras gesticulo con aparatosa elegancia. Memorizo y repito cada día las lecciones aunque me resulten confusas. Cómo llorar y gritar al mismo tiempo y después reír sin que sufra el maquillaje. Esta empresa se vuelve harta difícil mi inolvidable señor.

Tuya por siempre, Julieta.

****

Hola Romy:

Uf, hace una jartá que no te escribo pero mira, es que cada vez se me hace más difícil. Si eso escribe tú que yo ya… o mejor envíame un vídeo. ¿Vale? Pues ná. Es que soy otra, oyes. Llevo un mes poniéndome al día del mundillo del colorín y recuperándome de las cirugías. Un chapa y pintura que ni te cuento. Me han puesto, labios, tetas y me han quitado dos costillas y culo. Total, que soy un pivón. Cómprate la Interviú esta semana y me cuentas, jeje. Lo de ser la musa de J.J. estamos en ello pero primero seré tronista del amor y así me voy haciendo un currículum, después apareceré por el apartamento de Amador Mohedano, ya sabes, ese de Chipiona que es un ir y venir de musas poligoneras. Por cierto cari, que mañana salgo en la tele, quizás me oigas decir alguna cosilla de lo nuestro, y que si coleas de estribor… en fin no te enfades, ya sabes, es para darle emoción. Un besito neni y espabílate.

Ésta que te ha olvidado, La Juli.

2 Kommentare

  1. CARMEN dicen

    Jajaja, qué bonitas palabras y qué poco merecidas. Muchas gracias Maese Lombilla, es usted que me lee con buenos ojos

  2. Lombilla dicen

    ¡¡Magnífico, Carmen!! Ni el mismísimo “Chespir” lo hubiera contado mejor… ¡Enhorabuena!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *