Fotografía, Fotonoticia 1, Marcial Guillén, Número 1
Deje un comentario

El objetivo justo

Fotografía: Marcial Guillén

♦ Los bancos y cajas de ahorro han sido, durante años, refugio seguro para el dinero negro que ha circulado por España, a raudales, durante la edad dorada del ladrillo. La burbuja inmobiliaria ha provocado el caos financiero y el consiguiente rescate bancario de Bruselas, mientras el ciudadano paga ahora las consecuencias (con recortes, impuestos y más paro) del atracón promovido por un sistema injusto basado en el capitalismo salvaje. El dinero de la especulación en el sector de la construcción terminaba siempre en las cajas de seguridad de las entidades financieras, que lo protegían y amparaban sin pudor haciendo gala de una opacidad y falta de transparencia descaradas. Eso, mientras las grandes fortunas evadían miles de millones a paraísos fiscales y a Suiza, empobreciendo cada día más al país. No extraña, pues, que el eslogan más repetido en las manifestaciones de indignados de los últimos años sea: “no es una crisis, es una estafa”. Y con razón.

Texto: Redacción de GURB

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *