Carmen Fernández, Número 0, Opinión
Comentarios 2

Va bien

Por Carmen Fernández

Es uno de mayo. ¿Trabajo? ¿Fiesta? Si acaso algún despistado en la fuente de la diosa por aquello de los ludi circenses o algún nazareno perdido, ebrio de penitencias –fútbol y aleluyas, que son el engaño del pueblo−, pero no está el país para muchas celebraciones. Es la fiesta del movimiento obrero y repican copas espumosas en La Moraleja y El Eixample, en Pla del Real y Somió, tintinean los dólars en la Eurotorre del BCE, y fluye la liquidez en el Deutsche Bank –tu préstamo al doce por ciento TAE, lo que quiera que sea un tae−. Porque España va bien y dicen que salimos de la crisis.

Es el día internacional de los trabajadores. En minúscula. Porque el obrero y el pequeño empresario, el médico de la cosa pública –que es un obrero de la sanidad−, el redactor de prensa, el taxista, el maestro, el funcionario, el fontanero –qué mal están las tuberías del Estado−, son minúsculos en el entramado social, son los minúsculos peones de esta partida de ricos que es una auténtica sangría. Pero España va bien y dicen que salimos de la crisis.

¿Y quién nos está salvando? Pues según el Gobierno, el esfuerzo de los que más tienen es el que está recuperando el país. Y por eso lo celebran. Con sus viajes de bolsillos llenos a Suiza –que hay qué ver cómo estará allí todo de caro para llegar sin un chavo y la maleta llena de libretas bancarias−. Con sus banquetes en Soto del Real (donde se respira el aire de fiesta, los chicos y chicas radiantes de felicidad, como cantaba una it girl de la tele en blanco y negro) que la cárcel madrileña se ha convertido en parada y fonda de ilustres y granados corruptos. Con los arribistas del poder, los recién llegados, que son casi cincuenta mil millonarios más en plena crisis, cincuenta mil nuevos pares de manos dispuestas a salvar el negocio patrio, qué suerte tenemos.

Es Primero de mayo, día del desempleado, del parado sin amparo, día del desamparado. Nazarenos del INEM, olvidados. El día del ingeniero mendigo, del becario sin salario, del preferentista estafado, del desahuciado. Pero España va bien y dicen que salimos de la crisis. Algún hiperbólico hiperbóreo dirá que vivimos una nueva España Negra como aquella de Regoyos, Zuloaga y Solana, aquella de flagelantes y cementerios, de mendigos y sacamuelas, de pícaros lazarillos. Estos pintores buscaban la mugre y la oreaban al sol y aunque se les criticaba por mostrar únicamente el lado sórdido, rústico y zafio de los lugares por los que iban, decía Unamuno que “esa España es tan española como cualquier otra, y algunos creemos que aún más”.

Pues así andamos en la fiesta del trabajo. En las calles algún quijote animoso enarbola viejas divisas y conmemora viejos logros. Pues ea, a celebrar mientras dure, que ya los monstruos de corbata y Corvette piensan en nuevas “medidas” para rebajar las cifras del paro, que son numeritos con la letra sin pagar, la cena en Cáritas que los niños tienen que comer, hoy nos cortan el agua, mañana dormimos en el coche. Después del despido exprés, los minijobs, la jubilación a los sesenta y siete −Martínez ¿dónde está el balance?, señor director no me pise el tubo de oxígeno que creo que tengo otro microinfarto, déjese de excusas lo quiero en diez minutos sobre mi mesa, sí señor director− a ver qué otro “bañerazo” se le ocurre a la ministra de lo laboral. Jóvenes sin trabajo y viejos esclavizados a él. No parece tan distópico un futuro de oprimidos obreros a la manera de Metrópolis de Fritz Lang; un mundo de cárceles que son palacios y presos que comen caviar mientras los currantes engañan el estómago con bocadillos de pan y nada, un mundo de amnistías fiscales a delincuentes, pero condenas a mujeres que roban para pañales, de paraísos fiscales –que es romper un coco y te salen billetitos de euro con olor a maletín− pero subida de IVA y subida de la luz y el bus cuesta más caro, porque las cuentas no salen. Pero tranquilos todos, que España va bien y estamos saliendo de la crisis.

2 Kommentare

  1. Carmen Fernández dicen

    Muchas gracias por tus palabras Paco.

  2. Paco Sánchez dicen

    Bien dicho Carmen. Un análisis descarnado y real de la situación. Enhorabuena.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *