Chema Gil, Número 0, Opinión
Comentarios 2

“Casta mansurrona y lanar” (Ortega y Gasset dixit)

Por Chema Gil

El Instituto Nacional de Estadística acaba de dar a conocer que en España vive ahora menos gente (hemos bajado de los 47 millones). Se han marchado casi medio millón de extranjeros que han decidido regresar a sus países de origen; a esa cifra hay que sumar varias decenas de miles de españoles que han salido al mundo a buscarse la vida, la que su propio país les niega. Nuestros jóvenes tienen que hacer lo que antaño hicieron los abuelos, emigrar.

El gobierno del Partido Popular ha optado por las reformas laborales despiadadas, los bajos salarios y la desprotección social para lograr ‘ser competitivos’ y eso no es más que invertir hoy en hambre, para tener más hambre mañana; debiéramos ser competitivos por nuestra capacidad de innovar, de crear, de investigar, de desarrollar… Pero todo eso se ha desincentivado y así, quienes podían hacerlo de los nuestros, han cogido las maletas y se han marchado donde han sabido valorar el conocimiento y la capacidad. El gobierno de Mariano Rajoy ha apostado por crear mano de obra muy barata y prescindible, en definitiva, ser competitivos a costa de los trabajadores, de sus vidas, y no de los beneficios de los de siempre.

Los ‘síntomas’ de mejoría en el empleo no son más que un espejismo, los puestos de trabajo que se ofrecen no sirven ni para comprar la comida que una familia necesita; así nos encontramos con la triste realidad de que, incluso los que encuentran trabajo, tienen que seguir recurriendo a la caridad social o a la solidaridad familiar.

El Gobierno ha impuesto una dinámica en la que se permite tener al trabajador, sólo y exclusivamente, como el elemento que opera para generar la riqueza de unos pocos. Al trabajador, este Gobierno, lo ha deshumanizado, lo ha cosificado.

Los ‘tertulianos’ que viven a la sombra del poder, además, han servido de correa de transmisión al mantra por el que se ha socializado el desastre, (“…hemos vivido por encima de nuestras posibilidades”), cuando la responsabilidad de tal desaguisado es de políticos corrompidos hasta el tuétano que han utilizado –y siguen utilizando– los ayuntamientos, las comunidades autónomas, las cajas de ahorro y hasta el propio Estado, como elementos de una maquinaria al servicio del enriquecimiento ilícito propio y de sus amigos.

Ortega y Gasset ya dijo en su día que la sociedad política española se conformaba como una especie de “casta mansurrona y lanar”, es decir, una casta de borregos siempre dispuestos a aguantar los palos del pastor, a llevar la cabeza a ras de tierra y a comer lo que le echen, y encima ‘balar’ dando las gracias. La cosa sigue igual, los políticos maltratan a la sociedad y, además, legisla para que no pueda ni moverse. Se restringe el derecho a la información, manifestación y a la libre expresión, por la vía de la ley o por la vía de los hechos consumados.

Quienes debieran ser uno de los asideros para los ciudadanos, los medios de comunicación, ya no son dirigidos por periodistas, sino por MBAs que se han cargado el oficio de informar y la dimensión social de servir de contrapoder; los periodistas que siguen tras el cartel de director se ponen, unas veces de forma sutil y otras sin vergüenza alguna, al servicio de los políticos por amenazas o por unas migajas. Así, la gente que todavía busca algo de decencia, desprecia cada día más a los medios de comunicación por su traición y acuden a fuentes de información y opinión alternativas. La Justicia, otro asidero en el que los ciudadanos debieran confiar, es un espectro bastante poco confiable salvo ‘rara avis’.

De verdad: ¿No les apetece mandar a tomar por saco a la panda de cabrones y mal nacidos que han decidido convertir la sociedad en una propiedad privada sometida a sus intereses?

Tengo que parar… La cosa es que debía hacer un artículo relacionado con la celebración del día del trabajo, del 1 de Mayo, pero me he ido calentando y he perdido el ‘oremus’… ¿O no?

2 Kommentare

  1. Chema Gil dicen

    Muchas gracias, sólo espero que sea nueva publicación sea de tu agrado. Somos más cuanto más críticos seamos.

  2. ceferino dicen

    Dando en la diana como siempre querido Chema. Mucha suerte en esta nueva etapa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *